La publicación de los "puntos débiles" de Estados Unidos por parte de WikiLeaks demuestra algo que muchos temíamos: esto se ha convertido en una lucha abierta de poder. ¿A qué obedece la filtración de esta información? ¿Sirve para denunciar alguna irregularidad, algún abuso? ¿Está alineada con el propósito que tanto pregona la organización sobre revelar lo ilegal, lo incorrecto? No me parece. Las trabas que han puesto los gobiernos del mundo han llevado a WikiLeaks a lanzar una ofensiva para dañar no sólo a un país, sino poner en peligro potencial la seguridad nacional de otros puntos en el mundo. Sí, esta vez han ido muy lejos -- y parece que irán aún más allá.

Las filtraciones de WikiLeaks han desatado una batalla por el status quo actual. Coincido con que no se debe atacar al mensajero: después de todo, quienes tienen que responder por sus acciones son los gobiernos, no quienes destapan la cloaca. No voy a negar que Estados Unidos se ha lanzado con todo para detener a la organización, pero lejos de resistir los embates, ha decidido salir a la confrontación directa. Si la información es poder, entonces el arsenal de WikiLeaks no es nada despreciable.

Disculpen si en esta ocasión marco una distancia con muchos lectores de este espacio (y en cierto modo, con algunos editores) pero debemos mantener la cabeza fría y evitar el fanatismo. Pongo como ejemplo la campaña de boicot contra Amazon y PayPal. Si de pronto caemos en la provocación, lo que ocurrirá en una polarización que no contribuye con ningún movimiento. ¿Quieres apoyar a WikiLeaks? ¡Genial! Entonces dona dinero, realiza un respaldo, o actúa de alguna manera en que aportes con la causa. El boicot apela más al simbolismo, a la protesta, al rechazo. El descontento debe mostrarse, pero no quedarse únicamente en una acción infértil.

Me temo que WikiLeaks comienza a caer en una retórica de guerra. Nosotros contra ellos. Los buenos contra los malos. Los unos contra los otros. "Mantennos fuertes" es el mensaje que da Assange para recaudar fondos. Y no dudo que haya muy buenas razones para apoyarlos. Es innegable que la contribución de WikiLeaks obliga al mundo a moverse hacia una nueva dirección en cuestiones de libertad de información. Sin embargo, la moneda aún está en el aire para saber cuáles son las consecuencias que tendrán estas filtraciones. Lo mismo es capaz de generar un cambio positivo como otorga excusas a los conservadores para recrudecer las leyes.

La filtración de los puntos débiles de Estados Unidos tienen una intención clara: pegarle al país donde más le duela. Lo malo es que arrastran consigo a muchas más naciones. Me sorprende, porque WikiLeaks se ha caracterizado por un discurso de protección al inocente -- como demuestra la edición manual de los nombres de sus fuentes para mantener el anonimato. A propósito, quiero ilustrar con un fragmento de un análisis sobre el impacto de WikiLeaks en la seguridad nacional de México:

Al hacer pública información sensible también está poniendo en riesgo vidas. Supongamos por un momento que algunos de esos cables se refieran a los planes de seguridad pública en el contexto de la Iniciativa Mérida. La información estaría en manos del crimen organizado de manera casi instantánea, poniendo en peligro la aplicación de diversas estrategias así como a las personas a cargo de ellas, tanto mexicanos como estadounidenses. ¿En realidad queremos eso?

Habría que preguntarnos si a nosotros nos gustaría que todo mundo supiera dónde guardamos las llaves de la puerta, qué ventana dejamos abierta cuando salimos, o peor aún, cómo entrar a la casa de cualquiera de nuestros vecinos. Eso ha hecho WikiLeaks en su última filtración: tirar a lastimar. No se trata de quién gana y quién pierde: es sobre construir un mundo mejor, superando lo obsoleto y dándole paso a un nuevo modelo. Desde lo más profundo, espero equivocarme y que éste no sea un arrebato por demostrar quién tiene el poder. Porque si hemos llegado a ese punto, entonces el ideal se ha perdido. ¿En qué momento dejó de tratarse de hacer un mundo mejor mediante la apertura de la información para convertirlo en una batalla de los buenos contras los malos?