En muchas ocasiones --demasiadas ya-- hemos visto a determinados poderes fácticos intentar quitarse del medio al sitio X, la herramienta Y o incluso a una tecnología completa. Por fortuna la mayoría de las veces han fracasado ya que luchar contra la tecnología y el avance natural de las cosas es extremadamente complicado y un buen nuevo ejemplo de esto es lo que está pasando en las últimas horas con WikiLeaks.

Como sabéis la semana pasada WikiLeaks filtró, utilizando a cinco grandes medios de voceros, más de 250.000 teletipos secretos enviados por embajadores de Estados Unidos a la Secretaría de Estado del país, lo que a su vez ha dado lugar a una feroz campaña de persecución para terminar con ellos. Pero la mentada campaña está provocando el efecto contrario al deseado por los perseguidores: que la organización se fortalezca cada vez más.

Por un lado tenemos que diversas publicaciones --entre ellas ALT1040-- se están haciendo eco de las diferentes formar que existen para echarle una mano a WikiLeaks, y por el otro cientos de simpatizantes han creado ya más de 200 réplicas o “espejos” de WikiLeaks (dicho de otra manera, se han convertido en un fenómeno de Internet, y como tal imposible de parar). Además a todo esto tenemos que sumar la tremenda publicidad indirecta que día tras día recibe WikiLeak.

La conclusión es que los Estados Unidos y resto de estados escocidos por las filtraciones no van a poder terminar con WikiLeaks por mucho que persigan a su cabeza visible, Julian Assange, y al sitio en sí mismo. Estamos ante otro nuevo caso, como apuntaba arriba, en el que la técnica ha puesto en jaque a anquilosados poderes que no terminan de comprender que todo ha cambiado. Que sigan pues si lo desean, la realidad es que cuanto más tiempo se prolongue la campaña de acoso y derribo más fuerza cobrará WikiLeaks, y aunque consiguieran su desaparición, nacerán sitios similares como hongos (ya se está cocinando alguno).

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.