Si no los conocéis os diremos que los Red Dot Design Awards constituyen la competición de diseño más renombrada en el mundo, con más de 12.000 participantes de más de 60 países que optan a galardón en alguno de los tres ámbitos en que Red Dot ha hecho nombre: diseño de producto, diseño comunicacional y diseño conceptual.

Entre los conceptos premiados encontramos porpuestas de lo más original, habiéndonos llamado especialmente la atención el Skinny Player (Universidad Tecnológica de Taipei) que así se llama este minúsculo reproductor musical que se adhiere a la piel, cual tirita, permitiéndonos activar reproducción al instante con la pulsación de su único botón, sito entre dos sutilísimos altavoces flexibles.

Ideado especialmente para la práctica deportiva, este dispositivo de quita y pon no necesita baterías, sino que emplea el propio calor corporal para funcionar. En sus 3 milímetros cabe un álbum completo y cuando se ensucie sólo necesitaremos un paño humedecido levemente con agua para dejarlo impoluto.

Underabove (Han In Kyung) también ha despertado mucha expectación. Se trata de una cámara sumergible con dos lentes, una que captará una toma de la superficie y otra encargada de tomar instantáneas bajo el agua. Underabove presenta un diseño simétrico, relleno de aire en su parte superior y de agua en la inferior para conseguir flotación.

Una cámara LCD nos permite visualizar las fotografías tomadas, contando también el invento con flash y un temporizador de disparo para la toma de autorreatratos.

El Camerang (Park Sangyong) otra de las genialidades reconocidas, también pretende revolucionar la fotografía con la posibilidad de capturar imágenes en pleno vuelo. En efecto se trata de un boomerang de tres ejes con una lente central que rota automáticamente, buscando siempre focalizar a un sujeto.

La cámara calcula así el ángulo adecuado mientras aún está en el aire, disparando una ráfaga de tomas congeladas con una calidad, prometen, bastante impresionante.

Nos ha sorprendido también todo un proyector para exteriores (Wang Yan) en el que basta con portar la pequeña lente y un armazón apantallado (que plegado adopta la forma de un bastón). Con un peso mínimo, sólo tenemos que desmontar las cuatro patas (dos de ellas servirán para dar estabilidad al conjunto) y colocar la lente en el hueco propicio.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.