Ocurrió hace tan solo unos días, MasterCard fue una de la empresas que boicoteo a WikiLeaks, la respuesta que se dio en aquel momento fue contundente y su página web quedó fuera de servicio junto con algunas otras después de unos ataques a modo de represalia por el corte de pagos a la organización dirigida por Julian Assange. Seguramente más de uno y de dos creemos que dicho corte vino motivado por presiones del gobierno de Estados Unidos y dichas presiones funcionaron, ya que el corte se produjo. Algunas organizaciones han tomado nota y han intentado lo mismo, como es el caso de la RIAA (lo SGAE estadounidense), que ha estado presionando a MasterCard para que cortase pagos a Megaupload.

Como sabemos Megaupload se dedica a dar espacio de alojamiento de archivos, visualizado de vídeos en streaming, pero todo ello con contenido subido por los usuarios. La RIAA ha tenido la ocurrencia de intentar que MasterCard boicotease los pagos a este servicio de hospedaje de archivos, para luchar así de alguna manera con la copia de archivos. El bloqueo no se ha producido --en MasterCard seguramente han aprendido la lección-- y han tenido una contundente respuesta por parte de Megaupload.

Estamos observado el desarrollo de los acontecimientos con interés. La gran mayoría de nuestros ingresos provienen de la publicidad, el efecto sobre nuestro negocio sería limitado.

Afirmaba Bonnie Lam de Meegaupload en declaraciones al sitio web ZeroPaid, además señala que

Megaupload tiene más de 100 millones de usuarios registrados, más de 45 millones de visitantes únicos al día […] Presentamos más de mil millones de archivos legítimos: documentos, copias de seguridad, fotos, todo. Si MasterCard se vuelve en contra de Megaupload, tendrán un problema, no nosotros.

Personalmente no me cabe duda de que MasterCard sería la que saldría perdiendo en ese caso y se ve que la gente de Megaupload no solo tiene claro esto sino que también su posición respecto al uso que le dan los usuarios a su servicio, el cual consideran completamente legítimo. De hecho, invitan a la RIAA a llevarles a los juzgados para que estos consideren si están cometiendo alguna ilegalidad en lugar de presionar a empresas para bloquearles pagos.

Es muy preocupante que una empresa por iniciativa propia o por presiones de terceros pueda bloquear los pagos a otra empresa u organización aunque no incumpla ninguna de los términos de uso de sus servicios. Por el momento parece que no hay bloqueo a Megaupload, pero algún día puede llegar ese momento, con cualquier empresa y convertirse en la policía de Internet, ¿y qué haremos entonces? Llegado ese momento tendremos que reclamar nuestros de derechos como clientes, siempre que algo este dentro de la legalidad, no tienen por qué decirnos que servicios debemos usar y cuales no.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.