Las operadoras móviles europeas quieren que los proveedores de servicios online, tales como Apple, Facebook o Google, les paguen porque los usuarios hagan uso de sus servicios. Esto no es nuevo para muchos de nosotros si recordamos las palabras de Cesar Alierta hace un tiempo cuando dijo que querían cobrar a los buscadores de Internet. Ahora son France Telecom (Orange en España) y Vodafone las que han hecho un llamamiento similar, cuyo principal motivo es que el lanzamiento de diversos smartphones ha hecho que el aumento del tráfico en las redes 3G aumente de forma considerable.

Los principales culpables de esto son el iPhone y todos los dispositivos de Android, que según un estudio son los que más uso de la red hacen, algo que por otro lado es normal ya que son sistemas que se han hecho para estar conectados de forma permanente a la red. Sea como fuere, el caso es que con unos culpables u otros, las redes no aguantan y las operadoras le quieren pasar la factura a otros porque sus infraestructuras no están preparadas.

Los proveedores de servicios están inundando las redes sin ningún incentivo. Es necesario poner en marcha un sistema de pagos de los proveedores de servicios en función del uso.

Estas palabras corresponden a Stéphane Richard, CEO de France Telecom y se podría decir que es la opinión de gran parte de las operadoras, no sólo en Europa sino también al otro lado del charco donde también ha habido palabras similares por parte de AT&T o Verizon en el pasado.

Desde fuera tengo la impresión de que las operadoras quiere cobrar de todos los lados y quizá eso sea algo que tú también compartes. Porque nos hace pensar que si ellos quieren que los proveedores de servicios les paguen, lo cual se convertiría en un pago doble ya que estas empresas ya pagan por el tráfico que pasan por sus servidores. Giuseppe de Martino, de Dailymotion apuntaba a la cadena Bloomberg que actualmente el 40% de sus gastos son para pagar el gasto que genera su red y señala que

Si los operadores de telecomunicaciones desean que compartamos su gasto, tal vez deberíamos hablar sobre cómo compartir los ingresos por suscripciones.

Y por ahí tenemos el trasfondo de algo que escuece a los ISP, por el cual algunos quieren ser más que simples proveedores de acceso. Hoy en día es que los usuarios contratan sus conexiones a Internet para disfrutar de unos servicios --que no suelen dar ellos-- y sin estos servicios se podrían producir bajas, salvo que sean gestionados por ellos mismos, lo cual nos lleva a otro punto de debate que está dando mucho que hablar. Pero la realidad, sobre este caso, es que durante los últimos años los proveedores de acceso no han parado de tener beneficios y no han mejorado las redes los suficiente, ahora temen no poder asumir con todos los gastos, lo cual demuestra una estrategia empresarial demasiado a corto plazo.

Imagen: yellowbrother