Tras mostrar nuevamente gran parte de los ciudadanos españoles durante todo el día de ayer su absoluta disconformidad para con la “Ley Sinde” en unas horas se votará en el Congreso la Ley de Economía Sostenible (LES), nuevo marco regulatorio dentro del cual se encuentra la disposición final segunda (nombre oficial de la “Ley Sinde”) y el mismo que se está tambaleando justamente por llevar en sus entrañas este despropósito para cerrar webs por la vía rápida.

El caso es que el Gobierno necesita los apoyos de CiU y PNV para aprobar en la cámara baja su Ley de Economía Sostenible, pero tanto CiU como el PNV están mostrando reticencias a darle su apoyo a la LES como consecuencia directa de la inclusión en ella de la disposición final segunda y el tremendo rechazo social que existe contra esta última.

Concretamente el PNV ha dicho que “queremos que se retire de la LES todo lo que tiene que ver con la Ley Sinde porque nunca debería haber estado ahí metida”, y por su lado CiU ha exigido que el Ejecutivo asuma cuatro exigencias de peso relacionadas con otros apartados de la Ley de Economía Sostenible para apoyar la disposición final segunda. Esto último ha llevado al Gobierno a tener que buscar votos de apoyo de última hora entre sus socias habituales, pero no va a ser nada fácil conseguirlos ya que ningún partido político parece estar dispuesto a pagar el precio político de apoyar la antipopular "Ley Sinde".

Y así es como están las cosas. Aún con todo sigue habiendo muchas opciones de que la "Ley Sinde" llegue al Senado exactamente como está ahora o como mucho con alguna modificación poco sustanciosa. Solamente nos queda esperar, en unas horas sabremos qué pasa finalmente con la LES y la "Ley Sinde".

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.