Instagram anunció ayer que llega al millón de usuarios activos en su "red social". ¿Por qué esto importante? Resulta que este servicio para tomar fotografías y compartirlas funciona en un solo sistema operativo que funciona en un solo dispositivo que de paso es móvil. Instagram funciona únicamente en el iPhone.

Pero no solo el proceso de tomar las fotos, es todo: ver fotos de otras personas, comentarlas, hacerle un Like, inclusive todo el sistema de relación social se puede hacer únicamente en el teléfono: el agregar, quitar amigos, seguirlos, dejarlos de seguir. No hay forma de hacerlo en un panel de control vía web.

Por ello es tan impresionante que en el tiempo que tienen funcionando, y limitándose únicamente a un sistema operativo en particular y a un dispositivo móvil en particular, hayan alcanzado el millón de usuarios. Impresiona aún más que lo hayan logrado en tres meses, especialmente considerando que Twitter tardó dos años en llegar al mismo número y Foursquare un año.

Junto al anuncio del millón de usuarios, revelan planes para lanzar una aplicación para Android que aumentará significativamente el número de personas que pueden usar el servicio social y abrir acceso a un API que permitiría la interacción con otras aplicaciones. Instagram está en camino a convertirse en un nuevo modelo (no digo que el único, pero sí nuevo) de lo que concebimos como una red social.

¿Es el futuro? Es un futuro al menos. Apunta y se ajusta perfectamente al camino que está siguiendo el mercado de contenidos general en internet: nichos. Hay un grupo muy particular (pero aparentemente grande) que está interesadísimo en compartir instantáneas de su día-a-día y Flickr es demasiado "complicado" cuando se trata de usarlo desde el móvil y mientras te desenvuelves en tu vida cotidiana. Entonces, mientras Flickr representa el mercado "generalista" de las redes sociales basadas en fotografía, Instagram responde a un nicho particular de personas que les gusta las imágenes con aires de Polaroid, que les gusta ver lo que otros han tomado y que les gusta el formato de Twitter en el sentido del stream de contenido (en este caso imagenes) y el modelo asincrónico de seguir y ser seguido.

¿Muy específico, verdad?

Sí, pero lo suficiente como para atraer 1 millón de personas en apenas 10 semanas, y estoy seguro que la gran mayoría de ellos con un nivel de implicación bastante alto, no solo en la publicación de imágenes, sino en el ver y comentar lo que otros están compartiendo. Yo mismo me he vuelto un absoluto adicto de Instagram y aunque al principio me mostré bastante escéptico del valor real que tiene una aplicación así, me he dado cuenta que su funcionamiento orgánico es justamente lo que lo hizo crecer tanto y tan rápido. No dejen de seguirme en el servicio (sin enlace, pues tendrán que descargar la aplicación y buscar "earcos").