Desde las perspectivas que se mire, WikiLeaks está en el centro del huracán. La mayoría les apoyamos y pensamos que están haciendo una magnífica labor mostrándonos cómo se mueve realmente el mundo, cómo funcionan algunos gobiernos que no tienen ningún reparo en poner una cara totalmente diferente a los que les votan (caso Couso) y que por llevarse con el hermano mayor son capaces de mirar hacia otro lado. Por el contrario, otros piensan que esta organización y su fundador, Julian Assange, deben ser destruidos tan rápido como sea posible, por el simple hecho que han sido capaces de mostrar sus vergüenzas.

Desde cualquier lugar del que se mire, la figura de Julian Assange es para ser observada y analizada con detenimiento. Ya en 2006, cuando fundó WikiLeaks mostró cuales eran sus intenciones y con el paso del tiempo se ha embarcado en una lucha en la que gobiernos están detrás de su organización con continuos ataques para censurarles y a él en particular con órdenes de búsqueda de la Interpol usando la acusación de una supuesta agresión sexual. Estoy seguro de que este australiano de 39 años tenía claro que si empezaba esta batalla su modo de vida sería muy diferente y complicada, sacrificando su vida para ayudar a mostrar cómo se mueve este mundo.

Vivir bajo una continua amenaza de detención, por no hablar de algo peor, es muy complicado y aunque la mayoría no lo deseamos, la idea de que Assange termine sus días como cualquiera de nosotros es cuanto menos, dudosa. Por ello se ha buscado un pequeño "seguro de vida" que no es otra cosa que un archivo llamado insurance.aes256 y que tiene un tamaño de 1.39 GB, el cual circula por las redes P2P y tú mismo puedes descargar si lo deseas. Por el momento no podrás leerlo, ya que se trata de un archivo cifrado cuya clave es secreta y que solo se revelaría en un caso: si a Julian Assange le sucede algo. En ese escenario, los compañeros de la organización harán pública la clave para poder acceder al contenido del archivo, mostrando así todo lo que este guarda.

Lógicamente nadie sabe lo que hay dentro de dicho archivo, probablemente el propio Julian Assange y unas cuantas personas más de WikiLeaks. Puede que no haya nada importante y simplemente sea un método de sugestión para darle un poco más de seguridad al australiano, o puede que sí, y sean los más oscuros secretos de algún gobierno o corporación. Podríamos estar especulando mucho tiempo sobre lo que puede haber, pero lo realmente importante es que este hombre y sus colaboradores están poniendo en jaque al gobierno estadounidense y a muchos otros. Además les está recordando a muchos periodistas que el trabajo de investigación sigue ahí, ya que hay mucho donde rascar y mostrar a la sociedad. Pero la realidad es que no muchas personas están por la labor de ponerse en la situación en la que se ha puesto Julian Assange y tampoco lo están algunos medios, que suelen ser demasiado dóciles en según qué cosas.

No sé si la revista TIME se atreverá a nombrarle personaje del año, pero seguro que de muchos de vosotros valoráis de forma muy positiva lo que ha hecho este hombre y aunque no reciba ese tipo de galardones pasará a los libros de historia por lo que ya ha hecho y lo que puede venir.

Actualización: The Independient publica que se espera una detención de Julian Assange podría estar próxima. Las autoridades suecas cometieron un error en el procedimiento en la anterior solicitud de detención, algo que ya ha sido solventado al haber comenzado un nuevo procedimiento. Scotland Yard podría proceder a su detención y posterior extradición a Suecia.

Vía: Escolar