Como ha sucedido con los cables filtrados de la Ley Sinde, en el caso de los ataques realizados hace unos meses a Google se confirma que estos fueron dirigidos por el Partido Comunista Chino según se puede ver en uno de los cuatro cables que ha publicado hace unos minutos el diario El País relacionados con las estrategias de ciberespionaje y ciberataques seguidas por el Gobierno chino. Concretamente fueron dos miembros de la cúpula de este partido --Li Changchun y Zhou Yongkang-- los encargados de dirigir el ataque realizado a la empresa estadounidense hace aproximadamente un año.

La historia de Google con China viene de hace tiempo, desde la empresa se han quejado muchas veces de la censura que se sufre en el país, a lo que los dirigentes de este contestaban de forma muy clara, indicándoles que tenían que aceptar la idiosincrasia del país como cualquier otra empresa. Poco después de esto se conoció el ataque de China a Google, algo que no gustó en Estados Unidos e hizo que la empresa saliera del país durante un tiempo.

Pero según desvelan estos documentos los ataques fueron completamente con intenciones políticas y su objetivo no era el de perjudicar a Google para favorecer a competidores de estos provenientes de su país. Algo que se demostró posteriormente con una serie de ataques a otras empresas entre las que se encuentran Motorola, Intel o Adobe. En el caso de Google lograron acceder a documentos sensibles de la empresa así como a cuentas privadas de muchos usuarios, entre los que se encontraban residentes chinos en Estados Unidos.

Según se puede leer en el cable, para el gobierno chino Google es un gran dilema debido a que supone un desafío directo en lo que a restricciones sobre el contenido en Internet se refiere. Y es que la posibilidad de que Google mostrase contenidos sin censurar no dejaba demasiado tranquilo a los dirigentes chinos ya que estos lo consideraron como un ataque directo a su política interior.