Después de que hace tres días la burrada conocida popularmente por el nombre de “Ley Sinde” (disposición final segunda oficialmente) fuera tumbada en el Congreso de los Diputados el Gobierno de España está siguiendo, desgraciadamente, la senda que muchos esperábamos: el próximo día 15 intentarán revivir la disposición final segunda con el apoyo de CiU y el menor número de cambios posibles.

Eso es lo que se desprende de las declaraciones realizadas recientemente por Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente primero, quien ha optado por ignorar la estupenda oportunidad abierta con el rechazado de la “Ley Sinde” para impulsar un nuevo proceso de diálogo alrededor de la propiedad intelectual entre todas las partes implicadas. En vez de esto lo que hará el Ejecutivo será introducir cambios parciales a la disposición final segunda, que la dejarán prácticamente igual que está ahora, ante los que muy probablemente CiU se plegará y votará a favor de la “Ley Sinde”.

Los ciudadanos tenemos pues que seguir con la campaña de presión a los poderes políticos como hemos venido haciendo hasta ahora ya que ha quedado demostrado que las protestas en la red si que funcionan (o al menos en parte). No nos podemos permitir parar ahora, hay que conseguir que el proceso de diálogo se reabra.