Si mañana la agenda política española marcha como se espera el Ejecutivo, en colaboración con los nacionalistas, aprobará el cajón desastre bautizado con el nombre de Ley de Economía Sostenible dentro del cual encontramos la aberración conocida popularmente como “Ley Sinde” (o disposición final segunda oficialmente), esa legislación cuyo único objetivo es blindar todavía más la actual decrépita industria del copyright a petición de los EE.UU eliminando en gran medida a los jueces de la ecuación y cargándose por el medio derechos fundamentales, los principios básico de funcionamiento de Internet y la soberanía de un pueblo.

Ante esta bochornosa legislación y su inminente aprobación definitiva mediante cauces igualmente bochornosos, las quejas contra ella de una parte muy importante de la ciudadanía --que se vienen dando desde el día que se supo de su existencia-- se han intensificado en las últimas horas, a lo que tenemos que sumar diversas campañas de protesta impulsadas desde varios sitios web y organizaciones.

Por ejemplo en relación a esto último ayer mismo una parte importante de las webs de enlaces con sede en España echaron el cierre temporalmente con la idea de concienciar a los ciudadanos de lo que puede pasar con la aprobación de la “Ley Sinde”. Por otro lado la Asociación de Internautas le propuso a los mismos que hicieran llegar sus quejas a los diputados sobre la disposición final segunda llamándoles directamente, quejas que otros como los de Hacktivistas propusieron enviar vía email (más de 4.000 personas han mandado la suya). Rematando la jugada también hay varias movilizaciones convocadas contra la ley que nos ocupa y un boicot a las webs de los partidos políticos que la apoyan.

En cuanto a mensajes individuales de protesta-concienciación contra la “Ley Sinde” podemos encontrar cientos de ellos repartidos por diferentes redes sociales --especialmente en Twitter bajo los hashtags #leysinde, #sindegate o #internetlibre-- como los siguientes:

TECNOLOGIA: un paso hacia el futuro.
LeySINDE: dos pasos hacia atrás.
España como siempre avanzando negativamente.
#leysindeless than a minute ago via Twittelator

Mi libertad de expresión vale más que tu propiedad intelectual. No a la #leysinde.less than a minute ago via Twitter for iPhone

No a la #leysinde . Hay otras formas de luchar contra la pirateria.less than a minute ago via Echofon

Queremos jueces vestidos con toga negra, no árbitros con pantalón corto y silbato. No al pasteleo #leysindeless than a minute ago via web

@desdelamoncloa: crear comisiones para cerrar webs que los jueces han considerado reiteradamente legales es ANTIDEMOCRÁTICO #leysindeless than a minute ago via web

Os imagináis a la Embajada de los EEUU solicitando el cierre de @el_pais por publicar #wikileaks ? Eso es la #leysindeless than a minute ago via web

Espero que esta legislatura no ponga en marcha una ley de la que se avergonzará en un futuro #leysindeless than a minute ago via web

████ embajador: Aprobamos #leysinde que ██ pediste para █████ vuestros intereses a costa de ██ nuestros. Fdo. ████ █ Sindeless than a minute ago via web

Propiedad Intelectual ≠ Propiedad industrial. Derechos de autor ≠ Derechos fundamentales. Industria cultural ≠ Cultura. No a la #leysindeless than a minute ago via Echofon

Cerrar una web no es defender la cultura, es cerrar una web @PSOE @ppopular @eajpnv_cas @ciu #leysinde #sindegateless than a minute ago via HootSuite

La conclusión, a pesar de que este post es un resumen muy resumido del revuelo que hay montado contra la disposición final segunda, es que una gran parte de los españoles han vuelto ha dejarle meridianamente claro al Ejecutivo su absoluta disconformidad para con la “Ley Sinde”. ¿Servirá de algo? Pues seguramente no, pero no podemos desistir. Está en nuestro deber seguir apoyando las campañas de protesta actuales y venideras, concienciar y proponer nuevas fórmulas de lucha. Nos jugamos mucho más que la desaparición de páginas de enlaces.

Imagen: Eneko