Según informa el británico The Sunday Times (bajo suscripción), Julian Assange aceptó escribir su autobiografía a cambio de alrededor de 1,3 millones de dólares. Lo que Assange busca no es fama, de esa tiene y bastante (de la buena y de la mala), lo que le viene bien es el dinero, ya que entre las trabas para las donaciones a WikiLeaks, y los gastos legales que está teniendo que afrontar, su motivación para aceptar este trato es clara:

No quiero escribir este libro, pero tengo que hacerlo. Ya me he gastado £200.000 en costos legales y lo necesito para defenderme y mantener a WikiLeaks a flote.

Las editoriales que lo contactaron, que no son nada tontas y saben que con una autobiografía del hombre más polémico del momento van a tener unas interesantes ventas, son la norteamericana Alfred A. Knopf (parte de Random House) y la británica Canongate Books Ltd.. El monto definitivo del trato no fue revelado, pero según contó Assange, juntas le ofrecieron alrededor de 800.000 y 502.000 dólares respectivamente, poniendo el valor por los derechos de la historia de su vida en unos 1,3 millones de dólares.

Calculan que el libro estará listo en algún momento de 2011 y se publicará en ambos países. Según un vocero de Random House, están muy entusiasmados con el proyecto porque consideran que "El trabajo que está haciendo Assange en WikiLeaks es de una tremenda importancia para el mundo”.

Me parece una forma coherente de recaudar dinero para la organización, después de todo, no dudo que conocer la historia de Assange, sus orígenes y sobre todo la parte en la que ideó WikiLeaks y se puso a una gran parte del mundo en contra, desde su propia experiencia será algo más que digno de leer. Veremos si después del 11 de enero tras la próxima audiencia ante la ley lo escribirá en donde se está quedando actualmente, o le tocará hacerlo en prisión, si las presiones internacionales llegaran a tener éxito.

Vía: Mashable