Bill Gates es una persona muy respetada dentro de todo el mundo, pero curiosamente posee una imagen no del todo positiva, muy ligada al fuerte imperio monopolio que creó Microsoft en la década del 90, aunque sus libros de negocios son best sellers y conozco a más de un administrador de sistemas que los consideran prácticamente libros religiosos. Porque Bill Gates pasó a la historia como hombre de negocios, no como hacker ni hombre creativo. Es más, yendo a finales de los 70, podemos ver a un Gates adolescente enviando la famosa carta a los hobbystas: en medio de la época dorada de los hackers del MIT y del nacimiento de Microsoft y Apple, el joven Bill tenía en claro que quería hacer negocios y que esto de la programación no es un arte sino un negocio. Afortunadamente, detrás de toda esa imagen tan rígida y empresarial, podemos encontrar pequeñas joyitas que nos muestran al nerd de anteojos detrás del empresario voraz.

En este caso, se trata de un video en el que el fundador de Microsoft promueve la (en aquel entonces) nueva API de DirectX, incluida en Windows 95. No hay nada de simpático en una promoción, me dirán, pero sí que lo hay en este caso. Bueno, esto es si consideran simpático a Bill Gates vestido con un sobre todo y portando una escopeta, hablándole a la gente desde dentro del Doom. Sí, el Doom, aquel First Person Shooter que desveló a tantos e influyó en toda una generación de videojuegos. En el video (en inglés y sin subtítulos) Bill Gates destaca las capacidades, el rendimiento y la sencillez de Windows 95 para instalar y ejecutar juegos en comparación con DOS. A los dos minutos, Bill utiliza su escopeta para eliminar a alguien que lo interrumpe. Nada más que decir, ¡véanlo!

Vía: HackerNews