Spotify ha revelado los datos financieros correspondientes al año 2009 correspondiente a Spotify Limited, la filial británica que opera en toda Europa. En ese año registraron unos 16,66 millones de libras en perdidas, lo que al cambio en euros viene a ser algo más de unos 19 millones.

En el año 2009 los ingresos que obtuvieron fueron de algo más de 11 millones de libras, pero las perdidas en ventas estuvieron en más de 18 millones. Los gastos de distribución fueron de 608.711 libras y los gastos administrativos de unos ocho millones. Y todo esto hace que se hayan registrado esas pérdidas.

Si desglosamos los ingresos que tuvieron en ese periodo el 40% de los mismos (4,5 millones de libras) corresponden a la venta de publicidad, mientras que el 60% restante corresponde a los ingresos generados por todos los suscriptores. Cerraron el ejercicio 2009 con algo más de siete millones de usuarios de los cuales 250.000 fueron suscriptores. Cifras que han quedado ya atrás ya que durante 2010 se han superado los 10 millones de usuarios registrados y la tasa de conversión de usuarios con cuentas gratuitas a suscriptores ha mejorado.

En 2009 nos centramos en establecer un servicio de música nueva e innovadora y llevarla a millones de usuarios de Europa. Las bases establecidas en nuestro año de lanzamiento han sido cruciales para los importantes logros conseguidos en 2010. Un mayor fortalecimiento y expansión del servicio sigue siendo nuestra prioridad.

Son los comentarios que ha realizado Spotify al portal de música británico Music Ally comentando los resultados financieros correspondientes al año 2009. Poniendo de manifiesto que la situación podría ser diferente en 2010 y en futuros años, como así demuestra un dato muy interesante a la par que revelador: desde que fue lanzado el servicio en octubre de 2008 Spotify ha pagado más de 40 millones de euros a los titulares de los derechos de las canciones, siendo 30 de ellos abonados durante los ochos primeros meses de 2010.

Quizá después de leer toda esta cantidad de cifras puede parecer que Spotify no está teniendo mucho éxito en lo que se refiere económicamente, pero comparándolo con otros servicios en sus primeros años es normal que tengan perdidas. Ahí tenemos el ejemplo de YouTube, que ha dado más de un quebradero de cabeza a Google para ser rentable. El servicio que están ofreciendo es muy bueno y sin ser un financiero diría que entra dentro de lo normal tener estas pérdidas. El siguiente paso probablemente sea la retrasada expansión a los Estados Unidos, algo que si lo logran hacer supondrá un nuevo hito, pudiendo aumentar considerablemente el número de usuarios y por lo tanto el número de suscriptores. Pero también el número de gastos.

Vía: Techcrunch