Thorsten Schmidtkord es un fotógrafo alemán con un apellido bastante difícil de pronunciar. De todas formas, eso no debería preocuparnos mucho porque lo importante acá es que conozcamos una serie de fotografías muy interesante que tiene, todos sabemos que la imagen vale más que mil palabras (o un apellido difícil). El proyecto en cuestión se llama Head on Top y son retratos muy particulares. ¿Qué ven de diferente en esta fotografía de la derecha?

A simple vista parecería ser un retrato normal de alguien pero sin boca, una persona barbada y pelada y no más que eso. Pero hay algo que nos llama la atención y nos damos cuenta con una segunda mirada más atenta. ¡La cabeza está dada vuelta!


Lo que hace nuestro amigo Schmidtkord es editar sus retratos poniendo los ojos en donde debería estar la boca y aisalando la cabeza de cualquier fondo que pueda distraer, el unico fondo en un pleno blanco.

El resultado está a la vista, retratos innovadores, un tanto extraños y surreales, curiosos y bastante graciosos. No puedo dejar de imaginar como serán estas personas realmente, porque darle vuelta las facciones les cambia completamente su fisionomía.

Este no es el único trabajo de relevancia de Schmidtkord. Hay uno muy bueno sobre una feria cerrada, Closed, que es ciertamente interesante. En él se puede apreciar la otra cara de un sitio que estamos habituados a ver repleto de gente. Igualmente, no voy a negarlo, el de Head on Top me parece el más creativo e interesante.

¿Qué les sugieren estas extrañas cabezas?

Vía: Fotografía.com | Foto: Thorsten Schmidtkord

Participa en la conversación

2 Comentarios

Deja tu comentario