Si estos días por España estamos viviendo como la neutralidad de la red se tambalea por el mal hacer e ignorancia de los políticos, no somos los únicos en Europa que estamos así. Prueba de ello está en Reino Unido, donde están de un modo similar o un poco peor que aquí. Allí se cree no sólo que no es necesario tener un marco regulatorio que asegure la neutralidad de la red sino que algunos apoyan que las operadoras prioricen el tráfico del modo que quieran, porque comercialmente es algo que les puede venir bien.

Ed Vaizey, Ministro de Cultura del gobierno británico asegura que se puede permitir esto debido a que en Reino Unido y en Europa en general hay una mayor competencia entre los ISP y si a alguno no le gusta el servicio que da su actual operadora puede irse a otra. Para este político las operadoras tienen que tener derecho a poder gestionar el tráfico como consideren y favorecer el acceso a contenidos de un proveedor sobre otro si así lo acuerdan.

Para poder hacer esto los operadores sólo tendrían que cumplir con dos condiciones:

  1. No pueden bloquear contenido jurídico o de servicio
  2. Tienen que ser transparentes en su oferta y en la forma en la que están manipulando el tráfico en su red

Así pues en Reino Unido, están en contra de tener unas regulaciones para favorecer la neutralidad de la red y es que consideran que estas son innecesarias ya que restringen el uso de la propiedad privada. Y es que en el fondo de todo esto esta siempre la misma razón: ganar más dinero. La pescadilla que se muerde la cola, necesitan ganar más dinero para poder mejorar las infraestructuras, pero casualmente muchos de esos ISP no solo no tienen perdidas, hasta tienen grandes beneficios. ¿Entonces necesitan ganar más o se trata de una simple excusa?

Ciertamente después de todas las cosas que he leído y escuchado durante estos dos días de los políticos españoles no me va a sorprender lo que puedan decir fuera y me puedo esperarlo todo. Tampoco voy a decir nada nuevo al respecto que no se haya dicho ya, pero al igual que esta mañana Eduardo Arcos hacía una wishlist para los operadoras telefónicas españolas habría que hacer otra para los políticos, que supuestamente son los representantes del pueblo.

Pero el simple hecho de pensar que haya que hacer esa wishlist denota el nivel de política que tenemos en muchos lugares del planeta, donde es más fácil apoyar a las grandes empresas y corporaciones que probablemente te darán un cargo cuando salgas de la política que hacer lo correcto para los ciudadanos a los que en teoría representas. Al no hacerlo, sólo tienen que aguantar el chaparrón durante un tiempo y habrán logrado su objetivo, mientras tanto los factores externos degradan el trabajo del senado y políticos.

Imagen: Now Public

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.