Los planes que Apple tiene para el iPhone 5 parecen ser bastante interesantes y tienen relación con algo llamado NFC, que significa Near Field Communications. Funciona por medio de un chip instalado en los dispositivos móviles y permite comunicación rápida y casi instantánea con otros aparatos. Es la tecnología que se usa para hacer pagos con el móvil en algunos países asiáticos.

De acuerdo a Leander Kahney de Cult of Mac, Apple ha estado haciendo bastantes movimientos en el campo del NFC, contratando expertos en el tema e inclusive patentando componentes y funcionalidades relacionadas con esta tecnología. De implantarla en la siguiente generación del teléfono, la opción de hacer pagos es extremadamente obvia, pero los planes de la empresa parecen ser muchísimo más ambiciosos.

La idea es que cada persona tenga parte de sus datos de configuración en el iPhone para que, al estar cerca de una Mac, estos se carguen y puedas usarla como si fuera tu propio equipo, teniendo acceso a tu propio escritorio, configurado a tu manera, favoritos del navegador, contraseñas y otros datos como la Libreta de Direcciones, tus propias Preferencias de Sistema. Al alejarte, la computadora vuelve a su estado original y todos tus datos se eliminan automáticamente.

Algunos (o muchos de estos datos) podrían "vivir" en la nube, e integrándose medio de una cuenta de MobileMe. Steve Jobs mostró algunos de los elementos que se integrarían a Mac OS X 10.7 Lion y son "inspirados" en iOS. Entonces es razonable pensar que muchos de las características nuevas también irán por el lado de la mobilidad, dándole más importancia a servicios online.

Una combinación de NFC en el iPhone con datos en la nube puede ser ganadora y permitiría a un usuario tener el escritorio de su Mac "en el bolsillo", manteniendo ciertos datos en el teléfono y otros accesibles por internet. NFC actuaría como un protocolo de autenticación y "pasa la conexión" a un método más rápido de transferencia de datos como es el Wi-Fi.

El hecho es que Apple durante años ha intentado hacer algo así, mucho antes de la existencia del iPhone: durante un tiempo en el anuncio de alguna versión de los ahora llamados iPod classic se mencionaba una característica llamada "Home Folder" que pretendía sincronizar la carpeta de usuario con el disco duro (que siempre fue grande) de estos iPods por medio de la conexión FireWire o USB. Al conectar el iPod a otra Mac, en teoría el usuario tendría acceso a todos los datos (documentos, presentaciones, emails, descargas) y configuración de usuario (fondo de pantalla, órden de los íconos, tamaño del Dock, y otros elementos de personalización). Pero esta característica fue eliminada de los iPods antes de que empiecen a venderse.

Según Cult of Mac, estas capacidades de computación remota en el iPhone puede que nunca salgan o se hagan realidad para el usuario final, pero sería sumamente interesante, sí.

Foto: Gonzalo Baeza Hernández

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.