Coca-Cola, la conocida marca de refrescos, va a comenzar a realizar pruebas de un sistema de pago electrónico conocido como NFC (Near Field Communication) un protocolo inalámbrico mediante el cual dos partes pueden intercambiar información y que ya se está pensando en implantar de forma nativa en algunos smarphones. Coca-Cola ha llegado a un acuerdo con PingPing para poner en marcha estas pruebas que comenzarán a realizarse durante el próximo mes en Bélgica y Luxemburgo, convirtiéndose en los primeros países europeos en usar una tecnología de este tipo.

Esta forma de pago es muy sencilla y nos permitirá realizar compras de nuestros refrescos sin tener que usar dinero en metálico, ahorrándonos tener que llevar calderilla en nuestros bolsillos. Cuando queramos realizar una compra mediante este sistema simplemente tendremos que pasar por el lector de la maquina una pegatina --que podemos pegar en nuestro móvil-- mediante el cual la máquina expendedora sabrá el crédito que tenemos disponibles.

Una vez hayamos seleccionado el producto que queremos, se descontará el precio correspondiente y nos informará del crédito restante. El cual podemos ampliar mediante micro-pagos. Si te quedan dudas sobre el funcionamiento en el siguiente vídeo de PingPing puedes ver gráficamente el modo de uso.

De funcionar este sistema puede ser una solución bastante interesante para poder realizar compras de forma sencilla, además como ventaja está libre de cualquier tipo de restricción técnica ya que trabaja por debajo de los 13,56 MHz y para que la recepción entre ambos chips sea correcta tiene que haber una distancia inferior a los 20 centímetros.

¿Puede sustituir este sistema al pago mediante tarjetas de crédito? Técnicamente puede hacerlo y además si las compañías llegasen a acuerdos con los diferentes bancos podrían hacer que las transacciones se cargasen automáticamente en nuestra tarjeta de crédito, dándonos la libertad de no tener que llevarlas encima. Pero para ello tendrían que trabajar en la seguridad para afianzarla lo máximo posible. Independientemente de ello y para el uso que se le va a dar en la actualidad, como sistema de micro-pagos electrónicos me parece muy interesante.

Vía: IntoMobile