De la conjunción de coral, naturaleza y arte no puede salir nada malo, pero lo que no íbamos a imaginar es que fuese a salir algo tan sorprendente como lo que nos ocupa hoy. Se trata de un auténtico museo de esculturas subacuático que un artista británico, Jason de Caires Taylor ha realizad en Cancún, México, para ayudar al coral a proliferar en una zona donde la acción y la degradación de los turistas han hecho que a este le cueste mucho más crecer. El resultado es la sorprendente imagen que tenéis abajo, todo un mar, valga la redundancia, de esculturas misteriosas que recuerdan vagamente al Ejército de Guerreros de Terracota del Mausoleo de Qin Shi Huang pero en una dimesnsión subacuática..

Además de ayudar al coral a que crezca de manera natural, otro de los objetivos que tenía su creador es de que sirva como punto de atracción turistica para los muchos submarinistas que ya de por sí visitan las maravillosas aguas de Cancún. Las estatuas están hechas de un material completamente neutro para que no afecte ni contamine y para que al mismo tiempo como, como comentaba al principio, ayude al coral crecer.

Los corales en la naturaleza crecen fundamentalmente sobre roca, y precisamente en el fondo la estatuas cumplen la misma función, servir de soporte artificial para que poco a poco se vayan cubriendo con coral. Algunas obras de arte, cuando se crean, permanece así para siempre, estáticas, aquí tenemos un bonito de ejemplo de una obra que, lejos de permanecer estática, se embellece con el tiempo.

Via: DailyMail

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.