El día de ayer, domingo 10 de octubre, a las 10 horas, 10 minutos con 10 segundos (10:10:10 del 10/10/10), fue hecha disponible al público la nueva versión de la distribución de Linux más popular desde hace unos años, Ubuntu. Y como sucede suele suceder cada seis meses, en el veloz ciclo de lanzamientos de la distro de Canonical, la blogósfera tecnológica no tardó inundar internet con el anuncio. Ahora, la cuestión es muy simple: ¿por qué actualizar? Y la verdad es que teniendo en cuenta algunos de los infinitos factores que pueden entrar en juego, son mayores las razones para no hacerlo.

¿Por qué no? Dejando de lado el entusiasmo y el hype que puede causar una nueva versión del sistema operativo, en primer lugar, el mayor problema es justamente el ciclo de lanzamientos. Seis meses es muy poco tiempo entre versiones, como pueden ver la lista de cambios con respecto a la versión anterior. ¿Qué cambió? Bueno, se incluyen nuevas versiones de prácticamente todas las aplicaciones, pero de nuevo, ¿qué cambió? Prácticamente nada, al no tratarse de cambios importantes. Se eliminaron unos cuantos bugs seguramente, pero nada importante que no haya sido solucionado en una actualización de seguridad de la versión anterior. En fin, que el resultado obtenido luego de instalar Maverick Meerkat, será prácticamente idéntico a nuestro sistema si teníamos instalado previamente la versión 10.04.

Ahora, si tenían instalada una versión todavía anterior, más antigua de Ubuntu, claro que puede ser un buen momento para actualizar, aunque... Lucid Lynx, la edición LTS (con tres años de soporte) y el directo de antecesor de la flamante suricata, ha sido un release cuando mínimo controversial. A pesar de ser a menudo demasiado inestable, se trata (en teoría) de un sistema mucho más estable que las habituales versiones de Ubuntu, por lo que si tienen instalada una versión con algunos años de antigüedad, quizás les convendría seguir optando por Lucid Lynx, a no ser que les cambie la vida contar con Shotwell en lugar de F-Spot como aplicación por defecto para manejar imágenes.

Ahora, si lo que quieren es adentrarse en el mundo de Linux por primera vez, o si consideran que a pesar de ser un LTS la versión 10.04 es demasiado inestable, o si simplemente tienen curiosidad, creo que en este caso sí Ubuntu 10.10 puede ser para ustedes. Si quieren ver por primera vez qué es esto de Linux, un Live CD recién descargado será la opción ideal. Ahora, para la gran mayoría de usuarios, una versión como Maverick Meerkat, a pesar de que podamos probarla y utilizarla, después de todo no es gran cosa. En mi caso particular, Lucid me pareció bastante pero bastante malo, por lo que en estos días voy a "darle una oportunidad" a la nueva versión, a ver si mejoraron alguno de sus problemas. ¿Qué hay de ustedes, probaron Maverick Merkat? ¿Qué les pareció?

👇 Más en Hipertextual