A principios del mes de septiembre la Internet española volvió a vivir una desagradable jornada después de conocerse que Telefónica junto a Vodafone, Orange, Jazztel y ONO habían enviado a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) una propuesta que de ser aprobada les permitiría a las mentadas empresas terminar con las tarifas planas y empezar a cobrar a diestra y siniestra.

Obviamente la noticia no gustó a nadie, y tampoco a mi, quien harto del victimista y dañino discurso de los ISP - aseguran que la medida de eliminar las tarifas planas es necesaria para frenar la supuesta crisis por la que pasa el sector, la cual además es según ellos culpa nuestra ya que generamos demasiado tráfico - decidió publicar en esta casa el post titulado “Y tú, ¿qué problemas has tenido con tu operador de internet?” para que, mediante los comentarios dejados por lo lectores contando los problemas sufridos con sus ISPs, quedara claro quienes son las verdaderas víctimas en el mercado de las telecomunicaciones.

La respuesta fue muy buena y la entrada rápidamente se llenó de comentarios que me han servido como recurso para detectar los 5 problemas más habituales sufridos por los usuarios de ADSL con sus operadores de Internet. Así que sin más dilación os dejo con esos cinco conflictos generales y habituales junto a varios de los casos expresados por los lectores en los comentarios para cada uno de ellos a modo de prueba, que acusar sin ellas no está bien.

1.- Lo físico, routers e instalaciones

Personalmente nunca pensé que los ISPs estuvieran generando tantos dolores de cabeza a sus usuarios como consecuencia de diferentes pifias relacionadas bien con los routers o bien con las instalaciones. Claramente me equivocaba ya que entre todos los comentarios son muchos los lectores que cuentan truculentas historias que tienen a los routers o las instalaciones como protagonistas principales.

Por ejemplo Percy, de Perú, contaba que hace dos semanas hubo un problema a nivel nacional que le impidió navegar durante 12 horas y no solamente esto sino que además la incidencia provocó que algunos routers se desconfiguraran, los cuales para rematar la jugada la operadora, Telefónica, obliga a comprar a sus clientes con cada plan que se contrata.

Nefeli, desde España, también hablaba de routers y problemas con las configuraciones de los mismos en un extenso comentario y entre muchas cosas comenta que cuidado con los routers gratis ya que determinados ISPs realmente solamente los prestan, no los regalan, y en cuanto uno se da de baja, zas, exigen o que lo devuelvas o que lo pagues (eso sí, tras haberte tragado 18 meses de permanencia y pagar religiosamente todos los meses).

Continúo por el caso de Marcos, a quien Vodafone le tuvo sin Internet durante dos meses debido a que no le mandaban el router (y nadie de atención al cliente sabía lo que había pasado con su paquete) y cuando por fin le llegó hubo un cómico problema con la línea fija (también contrató teléfono fijo y cómico visto desde fuera): recibía las llamadas dirigidas a otro número de teléfono que no era el suyo.

Termino este apartado con la historia de Tommy. Resulta que a este cliente de ONO le tocó sufrir la incompetencia de los técnicos, quienes le visitaron para cambiarle el clabemodem y en el proceso la liaron con las direcciones mac, lo que se tradujo en que se quedó sin Internet durante dos semanas y hasta que no puso una reclamación nadie movió un dedo. Por si esto no hubiera sido suficiente en la factura del mes de agosto le endosaron 120 euros en concepto de configuración de Internet y Wi-Fi.

2.- Nefasta atención telefónica al cliente

La nefasta atención al cliente vía teléfono si que es una de las cosas que más se suele criticar a todos los operadores de Internet y que a mi también me ha tocado sufrir en varias ocasiones (en demasiadas ocasiones).

Varios son los que cuentan problemas relacionados con esto en los comentarios. Por ejemplo Francis, cliente de Ya.com, explicaba que a los dos meses de darse alta llegó a su casa y se encontró con que no tenía ni Internet ni teléfono, así que dio de alta incidencia que se suponía en máximo 48 horas estaría resuelta. Pasaron cinco días y todo seguía igual, así que llamó al servicio de atención al cliente y le dicen que en cinco días más arreglado. Al final los cinco días fueron un mes sin teléfono ni ADSL a pesar de llamar en multitud de ocasiones más y dar de alta nuevas incidencias.

Al igual que Francis como decía arriba, bastantes más dejaron comentarios comentando sus desagradables periplos por los servicios telefónicos de atención al cliente que no voy a reproducir ya que todos son bastante similares (por si quieres leer alguno, ahí van los de Hector, esars o Miguel Pérez).

3.- Mala calidad del servicio

U otro clásico que ya ha quedado patente en algunos de los comentarios citados en los apartados anteriores. Respecto a mala calidad del servicio de ADSL ofrecido encontramos de todo un poco, desde quien tiene conexión contratada de 10MB y le va a 0,8, hasta a otro que cada vez que le llaman se queda sin Internet, pasando por alguno a quien su ISP le sube y baja la velocidad cuando le apetece.

4.- Precios altos

Esto de los precios es subjetivo, pero solamente hasta cierto punto. Supongo que todo el mundo estará de acuerdo conmigo en que cobrarle a el amigo peruano Marco 45 euros al mes por 3 megas y luego darle muchas horas del día 2 megas, es caro (y también vergonzante), al igual que también es caro que Telefónica le facture al mes al lector mexicano Dr Byte 72 euros por 10MB o 92.000 pesos colombianos telebucaramanga a DarkeasC por 2Mbps irreales.

5.- Problemas de facturación

Los problemas relacionados con facturación la verdad es que me dan auténtico pavor básicamente debido a que ya los sufrí en mis carnes también y a que, al menos en España, estos asuntos pueden terminar muy mal (por ejemplo que te metan en una lista de morosos, de las cuales cuesta sudor y lágrimas salir). Desgraciadamente no he sido el único en pasar la mala experiencia ni mucho menos como dejan claro varios comentarios.

Mismamente Freestate cuenta que Ya.com le quería cobrar un mes entero de servicio cuando solamente había disfrutado de él cuatro días, o Roberto, al que Jazztel le dejó sin teléfono 6 meses y 8 sin Internet por culpa de problemas relacionados con facturación.

Así de mal están las cosas amigos, da igual al operador o país que miremos, en todas partes y casi todas las empresas de telecomunicaciones les dan tremendos quebraderos de cabeza a sus clientes, y lo peor de todo es que en muchísimos casos varios problemas de los expuestos tienen lugar al mismo tiempo. Definitivamente se me escapa como es posible que ante semejante panorama los ISPs tengan las santas narices de ir exigiendo la eliminación de las tarifas planas y de quejarse de los usuarios por según ellos pasarnos generando tráfico o de que el sector está en crisis.

Aquí los únicos que estamos legitimados por las circunstancias a poder exigir y quejarnos para salir de las “crisis varias” en las que las telecos nos meten, somos los usuarios de Internet. Y no tengo nada más que añadir.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.