El poder de Facebook está fuera de toda duda. Más ahora que el mismísimo Presidente de los Estados Unidos lo ha considerado la mejor opción de campaña política, tal vez por ser consciente de que sus usuarios superan en número (y con creces) a la población de EEUU.

Barack Obama parece dispuesto a conseguir la máxima participación posible en las Elecciones al Congreso del próximo martes y las nuevas tecnologías, que ya tuviesen un papel destacadísimo en campaña política, vuelven a ocupar un lugar privilegiado en su estrategia.

No por nada se decidía a promocionar esta ocurrencia a través de su cuenta en Twitter:

Alentar al voto en Facebook es un acto simple que podría darnos miles de votos clave en las elecciones del próximo martes. http://OFA.BO/W8aqfp

El equipo del Presidente ha articulado una aplicación de Facebook denominada "Commit to Vote Challenge" a través de la cual difundir el motivo por el que consideramos importante votar, a todos nuestros contactos. La idea es potenciar el pique de aquellos que autoricen el acceso a su cuenta en la red social, compitiendo éstos por alzarse con el mayor número de amigos convencidos para la causa.

Un simple click permite a la aplicación el espameo masivo de la campaña demócrata. Tal vez, como dicen en TechCrunch, los responsables presupongan que republicanos y Facebook no se llevan demasiado bien... craso error.

¿Habrá alguna forma de evaluar de qué manera ha potenciado este juego los votos? Sí, juego desde el momento en que nos anima a ir subiendo niveles por cada determinado número de amigos a los que infundemos la fe en el proceso elector.