Hace unos días se habló mucho del proyecto de Google para que los coches puedan ser autónomos y no requieran acción humana para trasladaros de un lado a otro. Bien, pues en la Universidad Libre de Berlin han trabajado en algo similar y podemos ver a continuación una demostración.

Se trata de un Volkswagen Passat equipado con un sistema similar al que ha estado usando Google en sus coches. Cuenta con GPS, radares, laser escáner y tres cámaras entre otras cosas. También cuenta con un iPad mediante el cual podemos controlar los movimientos del vehículo gracias a una aplicación dedicada a este coche.

Esta aplicación lo primero que hace es situarnos en el mapa gracias a las capacidades de localización del iPad, a partir de ahí tan sólo tenemos que indicar al lugar que queremos ir y el coche comenzará la marcha sólo. Básicamente el coche será el encargado de seguir las propias instrucciones del GPS, pero el hándicap actual es hacer que el coche sea capaz de entender todo lo que sucede en la carretera, ya sea en una circulación normal o cuando se presentan imprevistos.

Creo que ese es el único inconveniente que hay ahora mismo para que estos coches se puedan convertir en una realidad, así como otra serie de consecuencias. Cuando sean superados estos, la realidad para que podamos ver vehículo como este comercializado estará más cerca. El coche construido por la Universidad Libre de Berlin o el de Google no son los primeros y tampoco los últimos, pero es algo realmente bueno que la visibilidad de estos progresos sea mayor.

Lanzo un par de preguntas que me gustaría me contestarais, ¿Consideras suficiente el nivel de tecnología suficiente para desarrollar de forma segura estos coches? ¿Creéis que esta tecnología tiene un buen futuro con la actual mentalidad que tenemos sobre nuestros medios de transporte?

Vía: Engadget