Un estudio realizado por la firma Glassdoor muestra que el éxito de Microsoft podría estar disminuido a causa de su propio CEO, Steve Ballmer. Al parecer, la fuerte personalidad del líder de la empresa provoca roces constantes con los empleados. Una encuesta aplicada a mil ex-empleados del gigante informático reveló que el 49% desaprueba el desempeño de su director ejecutivo. Ballmer, quien heredó el trono de Bill Gates a su retiro en 2000, ha sido responsable de muchos triunfos en Microsoft (Windows XP, el Xbox, Windows 7), pero también de rotundos descalabros (Windows Vista, Windows Mobile, Kin)

El análisis mostró que, en general, los empleados están muy satisfechos con su estancia en Microsoft, calificando a la empresa con un 3.5 de cinco puntos posible. Éste es un promedio bastante bueno, considerando que Apple y Google recibieron un 3.8 en la misma escala. En este momento, Microsoft se encuentra en un momento agitado, pues a pesar de la buena recepción en ventas de Windows 7, la compañía se vio obligada a sacar del mercado al Kin tan sólo unas semanas después de su lanzamiento. La cereza en el pastel fue el anuncio de retirada de la Microsoft Courier, la cual había levantado muchísimas expectativas. "Es un momento crítico para Microsoft", señala la analista Rebecca Wettermann. "El ganador [...] será aquel que ponga un juguete nuevo en las manos del consumidor, que sea también una buena herramienta de negocios en las manos del trabajador".

¿Está Steve Ballmer en peligro? En lo personal, no lo creo. Aunque las aguas están muy convulsas en otras empresas del ramo, la posición de CEO de Ballmer no corre un peligro inminente. A pesar de su estilo rudo, creo que han sido más los éxitos de Ballmer que los fracasos -- eso sí, los fallos han sido colosales. No obstante, los analistas señalan que su trono podría tambalearse si acumula otros fracasos en el futuro inmediato. Por ahora, su suerte estará definida por el desempeño que tenga Windows Phone 7, así como la tablet de Microsoft, de la cual promete avances para esta Navidad. Quizá no tenga el carisma (ni el séquito, ni los jeans) del otro Steve, pero venga, que yo no lo veo fuera de Microsoft pronto. Le gusta a quien le guste.

Via: The Daily Tech

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.