Todos hemos visto cientos de **fotografías realizadas con lentes macro de cosas pequeñísimas que nos revelan un mundo** de texturas, colores, objetos y detalles que jamás habíamos podido imaginar y seguramente todos hemos deseado poder hacer ese tipo de fotografías. Pues bien, **con una pequeña inversión, ese objetivo cortito que todos tenemos por casa y una dosis de paciencia** podemos realizar las mismas o mejores fotografías.

En primer lugar tenéis que saber que si usamos un objetivo de focal fija preferiblemente (por comodidad) y le damos la **vuelta al ponerlo sobre nuestra cámara, lo que conseguiremos es una lente de aumento**. A partir de aquí os puedo dar algunos consejos para que resulte más fácil y más cómodo realizar estas fotografías.

Lo primero que tenemos que hacer es decidir qué objetivo vamos a usar ya que este tiene que tener **apertura manual del diafragma necesariamente** o de lo contrario enfocar con las profundidades de campo en las que nos vamos a mover puede ser una locura. Además, tenemos que tener en cuenta que unos **50mm equivalen a un factor 1:1** más o menos, y que cuanto más corta sea la distancia focal, mayor aumento conseguiremos. Una vez elegido nuestro ganador, **nos fijaremos en el diámetro que tiene** (52, 55, 58, 62, 67, 72, etc..) y con ese dato nos iremos a nuestro distribuidor chino de accesorios baratos preferido, o al mismo [ebay](http://www.ebay.com/), para buscar nuestro **anillo adaptador** para la montura de cámara que usemos (Canon, Nikon, Sony, Pentax, etc.).

Después de unos días de espera, la operación será tan sencilla como **acoplar el adaptador a la rosca delantera de nuestro objetivo y por el otro lado a la bayoneta de nuestra cámara**, quedando de esta manera perfectamente alineado y sujeto nuestro objetivo en posición inversa.

A la hora de ponerse a disparar y enfocar hay que tener en cuenta que nuestro objetivo va a tener **las palas del diafragma abiertas en todo momento** dándonos muy poca [**profundidad de campo**](http://altfoto.com/2010/10/profundidad-de-campo), del orden de milímetros y haciendo muy difícil tanto el enfoque como la fotografía. Por ello **es recomendable poder manejar manualmente la apertura del diafragma** y así poder reducir su diámetro aumentando la profundidad.

Con esto ya podremos salir a fotografiar todo un mundo nuevo de imágenes y texturas desconocidas, eso sí, teniendo en cuenta que **la técnica es algo complicada** y que se debe tener paciencia para obtener resultados relevantes. El uso de flash y algunos pequeños trucos pueden ayudar mucho a conseguirlo, pero de eso os hablaré otro día.

Foto: [**Bruno C.**](http://www.flickr.com/photos/brunociampi/)

Participa en la conversación

7 Comentarios

Participa en la conversación, deja tu comentario

  1. si la idea es cojonuda, normalmente esa técnica tiene más años que la tos, perfecta y echandole imaginación pues se llega a cosas como esta es como una «lupa gigante» cuando le damos la vuelta.

    el problema no radica en si se puede dar o la vuelta a la lente, el tema está justamente en que las terminales electrónicas no le va a entrar a nadie que tenga una digital de las DSLR actuales, a no ser que tengas otro bricolage para ellas.

  2. La idea es muy buena, y bastante más barata que la compra de un objetivo,eso si,habrá que tener esa paciencia que mencionas para tomar las fotografías.