Hace unos minutos empezó el revuelo de pajaritos en Twitter, diciendo que Evan Williams, su CEO, se estaría yendo. La confirmación llega en forma de un post titulado #newtwitterceo, escrito por el mismo Williams.

El éxito para nosotros significa alcanzar nuestro potencial como una compañía rentable que puede mantener su cultura y su foco en los usuarios a la vez que hace un impacto positivo en el mundo. Esto me llevó a darme cuenta de algo cuando lanzamos el nuevo Twitter. Construir cosas en mi pasión, y nunca estuve más entusiasmado u optimista sobre lo que hemos construido. Es por esto que decidí pedirle a nuestro COO, Dick Costolo, que se convierta en el CEO de Twitter. A partir de hoy, yo me voy a concentrar por completo en la estrategia de producto.

Tiene lógica, no todos tienen pasta de CEO, y si su pasión está en hacer buenos productos (cosa que le viene saliendo bien) es una noble decisión, y tal vez una indicada para la compañía en general, ya que el debate actual es si podrán hacerse realmente rentables con un modelo de publicidad que les reditué y que mantenga la plataforma fiel a sus usuarios. Williams está a cargo de Twitter desde 2008, cuando tomó el cargo que ocupaba Jack Dorsey el otro co-fundador, que sigue en la junta directiva, pero también está haciendo de las suyas por otro lado.

Costolo por su parte tiene experiencia como CEO de tres startups diferentes, incluyendo Feedburner, que le vendió a Google hace unos años. Está en Twitter desde el año pasado como Director de Operaciones, y según dice, la decisión le parece indicada para este momento:

Como lo vemos en el nuevo Twitter, cuando Ev se concentra en el producto, algo maravilloso puede suceder. Estoy emocionado por tomar este puesto, este equipo es increíble, tenemos muchas cosas geniales en camino, y estamos listos para lograr más en los próximos dos años de lo que hemos hecho en los últimos cuatro.

Claro, ¿quién no querría ser el CEO de una de las compañías más cool del momento? Hoy ya anunciaron una novedad en cuanto a modelo de negocios, las cuentas promocionadas. Veremos qué cosas nuevas trae este cambio, al parecer hay mucho entusiasmo en la compañía, yo coincido con que el nuevo Twitter está sensacional, pero es en cuestión de ganancias donde se mide el éxito de las compañías hoy en día, y esa es la difícil tarea que le tocará a Costolo.