¿Quién no ha fantaseado con viajar en el DeLorean de Back to the Future, conducir el Batimóvil, o que su auto lo salude por las mañanas como KITT? Todos hemos soñado con usar alguno de esos vehículos que sólo existe en el reino del cine, la TV o los cómics. Sin sus automóviles, naves o motocicletas, muchos de nuestros héroes favoritos perderían buena parte de su carisma. Así que, en esta ocasión, les presento la primera parte de mi conteo de 10 vehículos ficticios que todos amamos.

10. Fantasticar

El Fantasticar, como su nombre sugiere, es el vehículo que utilizan los Cuatro Fantásticos. Su primera aparición fue en el tercer número de la serie (1962), y ha sido modificado a lo largo del tiempo -- casi siempre haciéndolo más feo. Admitámoslo, aunque Reed Richards es un genio tremendo, el diseño automotriz no es su área. Descrito varias veces como "una tina de baño voladora", se compone de cuatro secciones que pueden ser piloteadas de manera independiente.

La versión más consistente del Fantasticar surgió en el número 12 del cómic (1963), con varias mejores que le permitían incluso viajar a través del espacio. También hizo aparición en el décimo volumen de la línea Ultimate de los Cuatro Fantásticos, con un diseño más estilizado. Por cierto, en uno de los posicionamientos de producto más descarados en la historia del cine, Dodge aparece como la marca que desarrolló el Fantasticar en Fantastic Four and the Silver Surfer.

9. Mystery Machine

Sólo hay una palabra para describir a este vehículo: ¡shaggadélico!. Tripulada por Scooby-Doo y toda su tropa de detectives, la Máquina del Misterio se convirtió en el transporte hippie por antonomasia. De colores estrambóticos, sirvió como transporte/centro de operaciones de Mistery, Inc., una banda de adolescentes que se dedicaba a recorrer todo el país cazando fantasmas y resolviendo misterios.

Es prácticamente imposible determinar cuál es el modelo exacto de esta camioneta: al frente, tiene todas las características de una Volkswagen Transporter (o Kombi, como también se le conoce); el cuerpo es muy parecido al de una camioneta Citroen modelo 1962; y la parte de atrás asemeja a una van de Chevrolet. Sin embargo, es probable que el modelo que más se le parece en el mundo real sea esta 1968 Chevy Van modificada por un fanático.

8. The Homer

Este vehículo hizo su aparición triunfal en el episodio "Oh Brother, Where Art Thou?", correspondiente a la segunda temporada de Los Simpson (1991). En la trama, Homer se reencuentra con su hermano Herb, quien es un exitoso empresario de la industria automotriz. Debido a que Homer está inconforme con los autos que fabrica la compañía, Herb le ofrece la oportunidad de crear su propio coche, bajo el argumento de que su hermano sabe qué es lo que el comprador promedio quiere. El resultado es un automóvil monstruoso, que termina por dejar en la ruina a Herb. Se rumora que el auto de Homer es una clara referencia al Ford Edsel, un diseño que le costó a la marca pérdidas cercanas a los 250 millones de dólares.

Entre las características del The Homer, se encuentran:

  • Dos domos de burbuja: uno en el frente, y otro en la parte trasera, con la finalidad de aislar a los niños de la cabina del piloto.
  • De acuerdo a Homer, el motor causa un sonido tan estridente que la gente pensará "que el mundo está a punto de terminarse".
  • El coche incluye tres bocinas (claxon), ya que "nunca puedes encontrar uno cuando estás enojado". Además, las bocinas tocan la tonada de "La Cucaracha".
  • El auto posee varios portavasos gigantes -- lo cual, curiosamente, sí era una característica común en los modelos de la década de los noventa.

7. ThunderTank

Los años ochenta nos regalaron grandes series de dibujos animados. Una de ellas fueron los Thundercats: un grupo de felinos cósmicos que emigraron al Tercer Planeta (¡hola, Tierra!) después de que su planeta natal (Thundera) fuera destruido. Una de las grandes virtudes de la serie era la cantidad de artilugios. El más conocido, sin duda, es la Espada del Augurio, la cual permitía visiones del futuro a través del Ojo de Thundera. Por sin lugar a duda, el más impactante era el ThunderTank -- conocido en español como el Tanque Felino.

Este vehículo de batalla fue construido en el tercer episodio de la serie por Panthro, el ingeniero/mecánico del grupo, empleando restos de una nave espacial destruido. Entre sus aditamentos se encuentran un taladro gigante, garras para trepar (!), mandíbulas mecánicas y un sistema defensivo. Es utilizado en muchas de las batallas, y cuenta con diversas estaciones de ataque. Uno de los todoterrenos favoritos de todas las épocas.

6. KITT

Todos amamos los autos que hablan. Conocido en español como El Coche Fantástico o El Auto Increíble, KITT (siglas de *Knight Industries Two Thousand) era un automóvil de ensueño. Olvídense de David Hasselhoff: la verdadera estrella de la serie era este Pontiac Firebird Trans Am parlante. Junto con el detective Michael Knight, KITT combatió el crimen en las pantallas de TV de los ochentas.

Aunque ha tenido muchas versiones diferentes, la más recordada es la original de 1982. El auto que se utilizó para la serie tuvo un costo de 100 mil dólares, una cifra bastante impresionante para esa época. Por cierto, el responsable de darle voz a KITT fue William Daniels, quien pidió en ese entonces no aparecer en los créditos de la serie. Habrá muchos coches habladores en el mercado, pero nadie le quita a KITT que él fue el primero en ganarse nuestros corazones.

¿Listos para la segunda parte? Recuerden regresar por aquí el lunes :)

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.