Menudo jarro de agua fría nos acaba de echar encima Microsoft a todos los que tenemos puestas muchas esperanzas en Windows Phone 7: el mentando sistema operativo para móviles no soportará tethering. Es decir, que aquél que adquiera alguno de los terminales que saldrán al mercado con Windows Phone 7 no podrá utilizarlo como pasarela para conectar su ordenador a Internet a través de él.

Muchos, entre los que me incluyo, nos hemos quedado con la cara a cuadros tras conocer la noticia ya que hace bien poco Brando Watson, director de desarrollo de Windows Phone 7, aseguró que el sistema operativo que nos ocupa efectivamente permitiría hacer tethering. Además la medida, por mucho que Greg Sullivan, director de productos de Microsoft, diga que están obligados a priorizar, es bastante estúpida si tenemos en cuenta que Android, iOS y Symbian efectivamente soportan tethering.

Esto pinta mal señores, cada vez son más características las que se caen. Primero fue copiar y pegar (sí, Windows Phone 7 no tendrá opción para copiar y pegar), después nos enteramos de que la multitarea del sistema operativo no será total y ahora esto. De verdad que no entiendo en absoluto a Microsoft. Hay muchas expectativas puestas en Windows Phone 7, pero los de Redmond se las están cepillando y la oportunidad de pegar contundente puñetazo en el sector de la telefonía móvil con la presentación de su nuevo sistema operativo para móviles se desvanece por momentos.