Un videojuego sobre el Muro de Berlín está causando mucha polémica en Alemania. 1378km -- nombrado así por la longitud del muro -- es un juego de tirador en primera persona (FPS), ambientado en 1976, en la frontera que separaba a la parte oriental de la parte accidental. El jugador puede adoptar el rol de un refugiado que trata de escapar, o de un guardia armado que intenta detener las fugas.

Si eliges escapar, debes evitar a los guardias, trepar por las rejas, negociar sobornos y evadir los disparos. Por el contrario, si escoges estar del lado de los guardias, debes parar a los prófugos, sea mediante arrestos, o disparándole a los civiles desarmados -- aunque después, el mismo juego te castiga con cargos criminales. Aunque es históricamente preciso, ya que más de 170 personas fueron asesinadas en su intento por cruzar el muro, la idea no ha sido muy bien recibida.

Rainer Wagner, quien pasó dos años en prisión en Alemania Oriental y ahora dirige una ONG de víctimas de violencia comunista, considera que este juego contribuye a brutalizar ese episodio histórico. "Este juego es peor que otros porque normalmente uno dispara contra enemigos armados -- y aquí, contra civiles indefensos", afirma. Para él, lejos de dar una lección, el juego sólo deshinibe más los institos violentos de la sociedad, bajo una fachada de una recreación histórica. Por su parte, Jens Stober, creador del videojuego, sostiene que la influencia del título es positiva, pues este formato permite que los jóvenes se acerquen fácilmente a la historia.

A pesar de las críticas recibidas, el juego será lanzado a la venta el 3 de octubre, justo el día en que Alemania celebra 20 años desde su reunificación. Es difícil decantarse por alguno de los bandos. Por un lado, coincido en que un videojuego es una forma novedosa de acercarse a este suceso; sin embargo, también estoy de acuerdo que, en cierto modo, jugar bajo el modo de guardia sí promueve una deshumanización y descontextualización de este episodio.

Compendo el dilema: como mexicano, también me causaría cierto shock un videojuego sobre algún suceso como la matanza de Tlatelolco en el que pudiera jugar como militar. Sin embargo, no se le puede achacar toda la responsabilidad al videojuego. Después de todo, es sólo una herramienta que puede ser bien orientada hacia el aprendizaje, o quedarse sólo en la dimensión de esparcimiento. Ustedes, ¿están a favor o en contra de este tipo de títulos?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.