El fin de la tarifa plana en conexiónes ADSL parece estar llegando a su fin en España, eso es, si las operadoras deciden transportar al usuario final el cambio en la estructura de precios en que los costos dependerán de la cantidad de tráfico que consuman los usuarios y no de la velocidad de conexión, como ha sucedido desde la llegada del ADSL a este país hace diez años.

Hasta ahora Telefónica vendía sus servicios en calidad de mayoristas a otras operadoras (su competencia, es decir Vodafone, Orange, Jazztel y ONO) de la misma forma en que se vende al usuario final: por velocidad de conexión, independientemente del tráfico total mensual transferido. Entonces una línea de ADSL de 6 megas tiene un coste sin importar que el usuario final consuma 100 Megabytes de transferencia o 100 Gigabytes. Las operadoras alternativas recurren a Telefónica cuando la red propia no llega a ciertas zonas.

Pero, segun las operadoras, con un aumento drástico generalizado en la transferencia de datos por parte de los usuarios a partir de la popularización de servicios de stream de video (por ejemplo YouTube) y las descargas por medio de BitTorrent, dicen que se encuentran en una crisis y la infraestructura no aguanta, por lo tanto la tarificación debe de cambiar para que quienes usen más la red paguen más.

Todos estos cambios se han discutido en el Foro NEBA, reuniones supervisadas por la CMT mantenidas entre Telefónica y su competencia/clientes (curioso, por cierto...) con el objetivo de definir las condiciones del nuevo servicio de acceso mayorista de banda ancha, efectivas a partir de 2012.

Según cita BandaAncha.eu de la propuesta de Telefónica:

Los costes a que debe hacer frente el operador alternativo pasan a depender de la intensidad con que sus clientes generan tráfico, al igual que ocurre al operar una red propia, con lo que las cantidades facturadas reflejan mejor los costes de prestación del servicio en comparación con las tarifas planas (donde la intensidad del tráfico no es en principio un factor relevante para los operadores). [...] Los operadores se pueden ver sujetos a una gran incertidumbre en los importes que deberán finalmente afrontar, puesto que éstos dependerán del comportamiento de sus clientes en cada periodo de facturación. Al contrario que al operar una red propia, los periodos durante los que sus clientes utilicen de forma limitada el servicio supondrán que el operador deberá hacer frente a costes reducidos, mientras que los picos de utilización del servicio por los clientes podrían dar lugar a costes muy elevados.

Queda saber si Vodafone, Orange, Jazztel y ONO deciden transportar al cliente final el acuerdo hecho con Telefónica.

Resulta francamente complicado aceptar en que las tarifas planas sean perjudiciales para las operadoras que obtienen márgenes de ganancias extremedamente altas con la gran mayoría de sus clientes que no llegan a usar ni el 5% de la transferencia de datos promedio esperada por usuario.

Actualización: Luis del Pozo, director de marketing de Jazztel asegura que no limitará sus tarifas planas de banda ancha fija a pesar del aumento de tráfico.

Actualización 2: La CMT aclara que es una propuesta de los operadoras y está siendo debatida y analizada.