Me parece realmente preocupante las noticias que tienen como protagonista a la operadora O2 de Reino Unido y que hace un tiempo fue comprada por Telefónica. Hace unos días realizaron un cambio en sus actuales servicios en los que no se limitaba la descarga para poner pasar a unas modalidades en las que se controla el tráfico. El plan standard , que es el más bajo, tiene un límite de descarga de 20GB al mes, los otros no tienen limite pero están sujetas a una política de uso responsable.

Si bien esto puede corresponder a una estrategia comercial de la compañía se puede entender un cambio de planes, pero ojo porque viene con sorpresa y muy desagradable. Estas tres ofertas tienen una velocidad de descarga de 20MB pero la velocidad de esta es controlada y limitada para algunos servicios y tan sólo en la modalidad superior no se aplica esta limitación. En España desde hace hemos tenido algo similar con ONO que realizaba un capado sobre las descargas P2P, lo cual le ha valido muchas críticas. Por el contrario esto choca frontalmente con la idea que hay en Chile, donde no puede haber este tipo de limitaciones por ley.

Con esta nueva oferta de O2 estamos ante un escenario muy preocupante y avanza un cambio de pensamiento de los operadores si el resto les sigue en la idea. Dejamos de pagar por la velocidad de la conexión que contratamos o incluso por la transferencia que tiene incluida y pasamos a pagar por el tipo de contenido que queramos usar saltando completamente y pasando de largo por la Neutralidad en la Red.

Es posible que algunas operadoras vean este cambio algo normal y que los usuarios nos hemos estado beneficiando demasiado de la tarifas planas, con la llegada de servicios en la nube han visto que el coste en tráfico se dispara en el intercambio de este entre operadores y no tienen otro modo de solucionarlo que cambiar las reglas del juego y trasladar al usuario el coste.

Por el momento esto es algo con lo que toca lidiar a los usuarios británicos a los que parece que Telefónica está usando como conejillos de india en esta prueba, un lugar donde su operadora no está en la misma situación que aquí. Mientras nosotros vemos esto desde la distancia y afirmamos ”habrá lluvia de bajas” pero lo cierto es que tendrá que haber mucha movilización si a Telefónica se le ocurre traer esta idea a España, ya que si lo trae es porque lo han meditado mucho y arriesgan aún más que en Reino Unido.

Vía: Banda Ancha