Si tuviese que enumerar una lista de juegos míticos que marcaron mi infancia probablemente tendría que mencionar el Monkey Island 2, el Doom, Worms y finalmente el Lemmings, al que recuerdo echarle horas y horas. Una de las cosas que más me llamaba siempre la atención era cómo detrás de una idea tan simple podía haber tanta diversión y sobre todo, tanto ingenio y unos niveles tan sumamente bien diseñados.

Partiendo un poco de esta idea, en Zug tuvieron la maravillosa idea de intentar emularlo en el mundo real para ver si salía algo igual de divertido. No sé con exactitud cuánta diversión aportó la experiencia, sólo sé que basta mirar el vídeo y ver las caras de la gente para darme cuenta de que me hubiese encantado formar parte de la peculiar comitiva lemming. Hay muchísimas, casi todas, de las acciones del juego representadas con exactitud y es simpático ver la cara de sorpresa que pone mucha gente, seguro que ni la mitad conocían el juego. El vídeo fue rodado en Boston y a pesar de las reacciones, sus creadores aseguran que mucha gente se paraba por la calle a observarlos y gritaba aquello de: '¡Lemmings!!

Vía: Doobybrain