Bueno, pues ya tenemos la resolución de la demanda que Telecinco (uno de los canales generalistas de España) le endosó a YouTube hace unos meses en la que acusaban al popular servicio de vídeos de difundir ilícitamente y sin autorización contenidos de la cadena: básicamente el señor juez ha dicho que la responsabilidad de proteger los contenidos no es de YouTube sino de quien los crea (Telecinco en el caso que nos ocupa).

Obviamente YouTube (y el que escribe también) ha recibido estupendamente bien la noticia. Por ejemplo han declaro que:

la sentencia reconoce que, legalmente, YouTube es un mero intermediario de servicios de alojamiento de contenidos y, por tanto, no puede ser obligado a controlar con carácter previo los vídeos subidos por los usuarios

Por su parte Telecinco también se ha mostrado satisfecha con partes de la sentencia aunque ya han anunciado que recurrirán.

Sin duda estamos ante buenas noticias, sobre todo teniendo en cuenta la que está cayendo en España respecto a Internet y la “Ley Sinde”. Esta sentencia vuelve a demostrar también que los jueces españoles son gente que está interpretando y aplicando la ley de una manera lógica, razón por la cual el Gobierno y la industria del copyright quieren eliminarlos de la ecuación o limitar sus capacidades al máximo.