Shweeb

¿Se acuerdan del Proyecto 10^100 de Google, ese que financiaría ideas para mejorar al mundo? Bueno, uno de los ganadores que se anunciaron recientemente es una empresa de Nueva Zelanda que tiene en mente todo un nuevo concepto de transporte: el monorriel humano a pedal.

Shweeb es una derivación de una palabra que significa "flotar" o "suspender" en alemán, y es también el nombre de la empresa que desarrolló este concepto en 2008, y que acaba de recibir una inversión de 1 millón de dólares de Google como premio de esta convocatoria bajo la idea de fomentar la innovación en el transporte público.

La implementación que se ve en el video a continuación está en un parque de diversiones en Rotoura en Nueva Zelanda, donde los pasajeros de estas cápsulas con pedales compiten entre sí a ver quien es más veloz. Pero la idea tiene el potencial de mucho más que una carrera divertida, lo que quieren es convertirlo en un nuevo sistema de transporte público y para eso usarán el millón de Google, según su sitio pronto anunciarán el lugar dónde será construido un tramo para uso público y no solamente recreativo.

El creador de esto que se ve un poco ridículo pero que de todas formas parece genial es Geoff Barnett, y al parecer tuvo la idea paseando por Tokio, y deseando tener una forma rápida y segura de moverse por la ciudad. Cada cápsula va encastrada en el riel y trabaja eficientemente con baja resistencia, impulsadas por el pedaleo pueden alcanzar velocidades mayores que las de una bicicleta estándar (entre 13 y 20 kilómetros por hora). Los asientos internos se reclinan a 20 grados y tienen agujeros de ventilación y techos que reflejan la luz solar. Son completamente green claro, y además ayudan a mantenerse en forma, no tienen un límite de peso que soportan, así que si queremos bajar de peso, lo mejor es salir a trabajar en uno de estos y dejar el coche en casa.

A mí me encantaría tener algo así por aquí, en mi ciudad andar en bicicleta por muchas calles es un acto kamikaze, y el transporte público suele atentar contra la salud mental y física de cualquiera. Pero tengo mis serias dudas de que esto pueda implementarse exitosamente en áreas urbanas amplias, no por el concepto que se ve muy eficiente, sino por el mal uso que la gente le pueda a dar (¿se imaginan un embotellamiento de capsulas?). Aunque seguramente va a ser un experimento divertido de presenciar y de probar. ¿Les gustaría moverse por su ciudad en algo como esto? Yo lo veo como un paso previo a que llegue finalmente el sistema de tubos de transporte de Futurama.

Vía: Discovery

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.