¿Robots que mienten? Suena a argumento de ciencia ficción, pero en la Universidad de Georgia Tech están enseñándole a sus robots a engañar a otros para esconderse. La prueba consiste en un escenario en el que un vehículo autómata tiene tres lugares para ocultarse (izquierda, centro o derecha). Frente a los escondites, hay unas marcas que los robots tiran para despistar a su perseguidor.

Parece una tontería, pero lo que hacen los algoritmos de programación del robot es enseñarle en qué situaciones mentir resulta útil. Alan Wargner, uno de los investigadores a cargo del proyecto, señala que el engaño es una facultad importante para que los robots entiendan que mentir plantea ventajas competitivas. Otro caso interesante son los trabajos de Darío Floreano, de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, quien encontró ciertos casos aislados en la que los robots mentían a sus compañeros para abastecerse de energía y privarles de otros recursos.

El terreno de la robótica evolutiva es un asunto espinoso, sobre todo en el área ética. Se basa en la programación de algoritmos genéticos en robots. Se denominan de esta manera porque están inspirados en los mecanismos de la evolución biológica. El punto es someter a un grupo de autómatas a acciones al azar que permitan mutaciones y recombinaciones del código. El resultado es, como en el mundo natural, la supervivencia del más apto.

Les cedo las bromas y referencias a Skynet a ustedes.

Via: Fogonazos

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.