Unos meses después del lanzamiento de Windows 7 es curioso que todavía se sigan vendiendo copias de Windows XP, pero eso es algo que cada vez está más cerca de acabar. Dell, uno de los fabricantes que todavía este sistema operativo de Microsoft con sus equipos ha anunciado que dejarán de ofrecerlo a sus clientes a partir de este mismo mes.

No me parece nada raro que después de casi nueve años de su lanzamiento se sigan vendiendo copias de Windows XP, es un buen sistema operativo que con el tiempo se ha hecho mejor, de hecho sigue siendo el sistema operativo más usado en el mundo. Para el ámbito empresarial, donde marcas como Dell venden mucho, contar con XP es algo muy importante, pero que de forma indirecta evitaba -ya que no había necesidad- de dar el salto a una versión más actualizada.

Con esta decisión de Dell puede que inicialmente las ventas de equipos sean menores debido a que todavía haya necesidad por adquirir ordenadores con este sistema operativo pero a la larga es una determinación que tendrán que tomar el resto de fabricantes y por lo tanto se obligará a una renovación del software usado en los equipos. Es algo natural y si el mercado por sí sólo no se mueve hay que darle un empujoncito. Esta situación se debe a las propias decisiones de Microsoft, que se resiste a decirle adiós y ha decidido extender el soporte a este sistema operativo hasta el año 2020.

Probablemente a continuación se vayan uniendo el resto de fabricantes y poco a poco Windows XP no se pueda adquirir junto con equipos nuevos. Para particulares seguramente serán muchos menos los que prefieren Windows XP cuando adquieren su ordenador, algo que seguro que habrá ayudado a Dell a tomar esa decisión y es que si queremos un equipo con sistema operativo de Microsoft con nuestro nuevo ordenador, Windows 7 -dejando de lado a Vista- es la mejor elección que podemos hacer.

En diferentes equipos uso tanto Windows XP como Windows 7 y evidentemente no tienen punto de comparación, en general para equipos de última generación o con un año de vida aproximadamente no tienen problemas para funcionar con el nuevo sistema operativo de Microsoft, por lo que XP queda para equipos más viejos, como es mi caso en los equipos en los que lo uso. Me gustaría saber si algunos de vosotros estáis en la misma situación o si habéis preferido continuar con XP en un equipo más reciente a que se debe.

Vía: Engadget