La entrevista hoy publicada por el Financial Times a Anssi Vanjoki (se requiere suscripción para leerla) es tan interesante como reveladora. El vicepresidente de la división de móviles de Nokia cuenta sus puntos de vista sobre el futuro de la empresa.

Es fácil y hasta provocador centrar un post en una declaración en particular de Vanjoki: lo de orinarse en los pantalones, pero de hecho usó la analogía (de acuerdo, el finlandés tiene un humor bastante particular) con un razonamiento bastante interesante: si Nokia usa Android, solo representaría una solución a corto plazo para arreglar los obvios problemas de software que tienen.

No solo eso, de usar Android en smartphones, Nokia se convertiría en una más, del gran grupo de empresas que lo están usando y, al menos desde el punto de vista de Nokia, no se diferenciarían lo suficiente del resto.

Un punto de vista válido y razonable, de hecho estoy de acuerdo (y, atención, yo soy de los que ha dicho que deberían adoptar el sistema operativo). Nokia se convertiría en un "simple HTC" o más bien, caminarían el mismo sendero de Motorola para convertirse en un fabricante más de hardware que usa el mismo sistema operativo.

Si se fijan, la visión de Nokia es mucho más cercana a la de Apple, que considera que para diferenciar no solo tienen que tener hardware único, también software. Hasta ahí todo bien, el problema es que:

  1. Son extremadamente lentos para desarrollar sistemas operativos.
  2. Los sistemas operativos que ya tienen a su disposición son o muy malos (Symbian) o incompletos (MeeGo).
  3. Nokia claramente le da muchísima más prioridad al hardware que al software. Al punto que parece que el software fuera una simple característica más.
  4. El componente central de los diseños de Nokia se encuentran en el aparato, no en la plataforma (de software).

Entonces, sí, todo indica que adoptar Android es una solución cortoplacista, sí, es bueno que quieran diferenciarse, ¿pero a qué precio? -- ¿Cuánto tiempo más hay que esperar para que Nokia se decida a desarrollar una versión decente de alguno de sus sistemas operativos al punto de ser capaz de competir con la versión actual (sea cual sea) de Android y iOS?

Pero no solo hace falta eso, ya lo he dicho antes, en varias ocasiones y en diferentes maneras: Nokia necesita entender que la plataforma es el software, no el hardware, en 2010 se pueden producir dispositivos lo suficientemente poderosos para que asi sea y ahí radica el éxito del iPhone.

De entenderlo, les permitiría ser mucho más coherentes con sus equipos y sus clientes: Bajo la visión de "el sistema operativo es un simple componente más" se justifica que todos los que compraron un N97 no puedan actualizar a Symbian^3 o que todos los que adquirieron un N900 no puedan actualizar a MeeGo y en los dos casos tengan que vivir con versiones desactualizadas y con poco mantenimiento de sus sistemas operativos.

Que Nokia adopte Android posiblemente sea equivalente a los niños que se orinan en los pantalones para recibir algo de calor durante el verano, yo solo espero que el mantener la dirección actual no termine siendo comparable a cagarse en los pantalones y después sentarse en una silla.