Gracias a Twitter llegué al vídeo que tenéis arriba y que después de verlo y entender un poco lo que pasa me ha hecho bastante gracia por lo curioso que es. Como sabréis el pasado jueves 12 fue el pico máximo de la lluvia de Perseidas (aunque todavía pueden verse, cada vez menos, hasta el 27 de Agosto), Elías explicó en este fabuloso post todo lo que necesitas saber sobre ellas. Para mí personalmente siempre es un momento especial del verano, me gusta irme a un sitio lo más alejado posible de la civilización, con la menor contaminación lumínica posible, acompañado de un saco de dormir, preparar un par de listas en iTunes, cargarlas en el iPhone y quedarme dormido mientras la naturaleza despliega sus encantos allí arriba.

Esa supongo que es más o menos la idea que tenía este usuario de Vimeo, irse a un desierto californiano, el Anza-Borrego Desert State Park y disfrutar allí de la lluvia de estrellas mientras grababa un time-lapse con su Canon EOS 5D Mark II. Para su sopresa en el vídeo aparecieron algo más que estrellas fugaces, las estelas de todos los aviones que cruzaban esa noche el apretado espacio aéreo de California. Lo divertido es que por la propia técnica del time-lapse (el vídeo se hizo con más de 500 fotogragías en intervalos de 30s con un 20mm, f/2, ISO 1600) el efecto que dejan los aviones es muy parecido al de una estrella fugaz creando una composición que luce como una lluvia de estrellas pero que, curiosamente, no lo es.

Pueden verse claramente las rutas aéreas, como si de carreteras invisibles se tratasen, si os fijáis en el centro se ve brevemente alguna que otra Perseida, pero son minoritarias. Curioso como aunque el fotógrafo buscaba algo totalmente distinto la suerte se encargó de arreglarlo. La palabra en inglés que mejor se me ocurre para describirlo es Serendipity ¿por qué no tendremos una palabra así de maravillosa en español?

Via: HolyKaw