Quizá eso de Twitter es el nuevo Facebook no esté tan errado después de todo. Cuando Facebook cumplió los 500 millones de usuarios, a Mark Zuckerberg le pareció buena idea sacar una campaña de marketing con los relatos de miles y miles de personas sobre cómo la red social les había cambiado la vida. Así nació Facebook Stories, donde todos podíamos contar cómo conocimos a nuestra novia por Internet, cómo nos dieron un empleo buenísimo, y cosas por el estilo.

Después vino Googl con su Google Share Stories, que es básicamente lo mismo, sólo que aquí podríamos contar relatos a través de nuestras búsquedas. Pues Twitter no se quiso quedar detrás, y ahora llegan a la carga con Twitter Tales (¡vaya, por lo menos le cambiaron el nombre un poco más!), en el que los usuarios publican (¡adivinaron!) casos de vida en los que esos 140 caracteres influyeron.

¿Está copiándole demasiado Twitter a Facebook? Es como si todas las redes sociales quisieran abarcar todo el pastel y homogeneizar sus características. Si hay un botón para compartir en Facebook, ¡que haya uno para Twitter! Si Facebook te sugiere un par de amigos nuevos, ¡que Twitter también lo haga!. Y claro, si Facebook cuenta historias de cómo nos cambió la existencia, ahí va Twitter a seguir el sendero.

Ahora que Facebook, Google y Twitter se han apuntado a las historias de vida, ¿qué nos salva de que otros servicios se suban al camión? No me quejo de que existan estos espacios. Después de todo, son estas pequeñas anécdotas las que nos recuerdan que lo imporante en Internet es la gente. Si alguien quiere contar su experiencia, ¡adelante! (en lo personal, yo tengo una buenísima sobre cómo obtuve un trabajo por una red social). Pero, por favor Twitter, ¡basta ya de copiar!

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.