Quizá el título de esta entrada pueda parecer poco trabajado y que lo que esperamos de un navegador es precisamente eso, que nos permita navegar por las diferentes páginas web que queramos visitar sin demasiados problemas. Pero creo que la gente que pasa muchas horas delante del ordenador y hace un uso intensivo del navegador siempre busca algo más, dándole a este software un nivel de exigencia muy grande convirtiéndolo en su pequeño centro de trabajo.

Mi navegador preferido es Firefox y es de las primeras aplicaciones que abro cuando enciendo el ordenador y de las últimas que cierro, de hecho si hiciera algún tipo de cronometraje sobre cuál es la aplicación que más tiempo está en ejecución en mi computadora en el primer puesto estaría el navegador de Mozilla, por goleada. Las cosas que le pido a un navegador para sentirme a gusto con el son las siguientes.

  • Que sea estable: condición indispensable para que se pueda estar ejecutando durante mucho tiempo sin problemas.

  • Que sea rápido: si tarda demasiado en abrir las páginas a lo largo del día termino perdiendo demasiado tiempo, por lo que cuanto más rápido sea, mejor.

  • Que sea flexible: me gusta que el navegador me ofrezca la suficiente libertad para configurarlo a mi gusto, ya sea a nivel de apariencia, con extensiones o con una configuración avanzada. Esto último también es importante de cara al mantenimiento del navegador.

  • Que sea todo-terreno: esto es, que sea capaz de ejecutar sin problemas cualquier tipo de aplicación web, ya sea una página web con mucho Flash o una aplicación realizada siguiendo los estándares y HTML5, por poner dos ejemplos.

  • Que no afecte al rendimiento del equipo: punto muy importante ya que si el navegador utiliza todos los recursos del ordenador y lo deja casi inutilizable a la larga no será estable ni rápido. Además de provocar que no se pueda ejecutar cualquier otra aplicación de manera normal.

Algunos de los puntos que comento dependen muy mucho del equipo sobre el que se ejecuta el navegador y del mantenimiento de este, que puede ser menor o mayor dependiendo del que sea. Sin ir más lejos Firefox hasta hace unas versiones es un consumidor masivo de recursos, pero poco a poco esto ha ido cambiando y aunque usa un número similar de recursos la gestión que hace de estos es mucho más eficiente. Además tampoco es el más rápido en cuanto a navegación si lo comparamos con Google Chrome.

Entonces, ¿por qué es Firefox mi navegador preferido? Básicamente porque en mayor o menor medida cumple con los anteriores puntos y con un poco de cuidado se los puedes hacer cumplir todos. Si dejas a Firefox con la configuración de base a la larga se vuelve inestable como si se tratara de un Windows que lleva años instalado sin mantenimiento alguno. El navegador de Mozilla necesita cierto mantenimiento y cuidados para que no se vuelva demasiado pesado y el día que no haga falta hacérselo, estará un paso más cerca de ser el navegador perfecto.

Soy algo ansioso y actualmente estoy navegando con una de las builds previas de la beta 4 de Firefox 4, la cual por cierto no va demasiado mal. En cualquier caso, que Firefox sea mi navegador preferido no hace que me cierre al resto, tengo instalado Opera, uso Google Chrome, navego con Safari (sobre todo en Mac) y de vez en cuando también uso Internet Explorer. Tenemos una amplia y rica variedad en la que podemos elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades, lo cual es maravilloso. Ahora os traslado la pregunta del título a vosotros y me gustaría que nos contaras cuál es tu navegador preferido, por qué motivos y las cosas que le pides en el uso diario.

Imagen: PlanetaRed