Me sorprende que cada vez que me da por hablar de la fragmentación en Android, en mi opinión uno de los mayores problemas a los que se enfrenta como sistema operativo, la afirmación siempre es recogida con crítica y escepticismo. Recientemente he ido viendo algunas cosas que no han hecho sino ratificarme en mi visión acerca de que realemtne es un fallo, uno serio y que precisamente a los últimos que beneficia es a nosotros, los usuarios.

En primer lugar ya no es algo exclusivo de Android, con el lanzamiento de iOS 4, Apple ha vuelto a cometer algunos de los errores que muchos le achacábamos a Android, en menor medida, eso sí. Si no pregúntale a un propietario de iPhone 3G que qué tal funciona su teléfono tras la última actualización del sistema operativo, seguro que recibes un alud de críticas y quejas.
En segundo lugar y en el caso de Android es algo que últimamente ha empezado a coger una curva mucho más pronunciada, sobre todo porque el salto entre la versión 2.1, Eclair y la 2.2, Froyo es bastante grande.

Ayer Google presentó dos nuevas funciones interesantísimas, Voice Actions, de la que ya os habló ayer Inti y Chrome To Phone que básicamente lo que hace es sincronizar nuestro navegador en un ordenador con nuestro teléfono Android de una manera muy inteligente ¿el problema? Sí, que sólo está disponible para Froyo.

El resto de los usuarios tenemos que conformarnos con mirar. Mi móvil de uso diario es un iPhone 4, pero me encanta Android y tengo un Samsung Galaxy S al que también le doy mucho trote ¿cómo es posible que a día de hoy, siendo uno de los últimos y más avanzados smartphones con Android no pueda usar todavía Froyo? 5 motivos, y me dejo alguno en el tintero para explicar por qué en mi opiniónla fragmentación es un problema:

  • No aporta una interfaz reunida: Lo explicó Ramón en aquel magnífico artículo Fabricantes de dispositivos Android: dejad de joder la interfaz de usuario, la experiencia de interfaz entre dos teléfonos con la misma versión del sistema operativo varía muchísimo, en el Android Market se nota muchísimo hay widgets que funcionan en Sense, la interfaz de las HTC, pero no en los demás. O por ejemplo, las opciones en el menú de Ajustes pueden llegar a ser radicalmente diferentes, en el Galaxy S el número de escritorios se ajusta en la pantalla inicial, en el Milestone dentro de Ajustes ¿por qué?

  • )Los desarrolladores se desubican. No ayuda precisamente saber que si creas una aplicación de pago y quieres que llegue al mayor número de usuarios posible para ello tienes que prescindir de funciones más avanzadas porque los que tengan versiones inferiores si no no podrán usarlo.

  • En el fondo es una cuestión de intereses externos al usuario. Lo que decía antes, la variedad de interfaces, TouchWhiz en Samsung, Sense en HTC, la clásica de Android… todo se debe a que los imponen por así decirlo los fabricantes de móviles, para dar un toque de personalización extra y diferenciar el producto, que yo sepa nadie ha pedido que se haga una interfaz diferente al resto. Debería ser una cuestión de hardware y de solidez interna del teléfono, no de software entre los distintos fabricantes.

  • Es molesto: Mucho, si yo uso un teléfono que tiene un sistema operativo y ese sistema operativo tiene una actualización, además gratuita,** la quiero ya**, no quiero esperar por qué no entiendo por qué debería esperar o porqué alguien con un Nexus sí pudo probarlo en EEUU a las dos semanas siguientes al Google I/O (eso fue en Mayo, hace casi tres meses, y aquí seguimos esperando) y otros tengamos que estar pendientes de cuando a la compañía fabricante le da por liberar la actualización.

  • Es inevitable sí, pero no justificable: De la misma manera que con el iPhone 3G es lógico que con el paso del tiempo el hardware de los teléfonos se vuelva obsoleto y ya no puedan soportar todas las nuevas características de software, pero estamos hablando de modelos que salen con apenas 6 meses de diferencias, o ni siquiera eso.

Hay más, pero para mí esos son los más importantes, en el fondo todos se resumen en uno: los usuarios salimos perjudicados y de hecho si queremos estar siempre a la última con Android tendríamos que estar todo el rato comprando smartphones. Lo que hace falta es consolidar el sistema, evitar que los fabricantes de móviles hagan de las suyas y potencias que los desarrollores hagan un esfuerzo conjunto ¿Qué opináis?

En ALT1040: 5 Cosas que me gustan de Android y 5 cosas que no me gustan de Android