¿Pesadillas frecuentes? Quizá deberías revisarte con un médico. La revista Neurology reporta que existe una relación entre los sueños violentos como un posible síntoma para la detección de daño neurológico. Durante mucho tiempo se pensó que este tipo de sueños eran únicamente un incidente aislado. Sin embargo, las investigación recientes indican que podrían señalar algún tipo de deterioro cerebral.

Las personas que padecen desorden del comportamiento del REM (RBD, por sus siglas en inglés) suelen sufrir de sueños con un alto contenido de violencia. Durante estos episodios, el individuo experimenta situaciones en las que que debe "pelearse" con alguien dentro de la pesadilla. Esto provoca que el afectado se mueva durante el sueño, soltando golpes, gritos y patadas, lo que puede incluso causar lesiones a un tercero si duerme acompañado.

Los estudios demostraron que un elevado número de pacientes de RBD desarrollaban posteriormente otros padecimientos neurodegenerativos como el mal de Parkinson o la demencia de cuerpos de Lewy. Las cifras varían, pero muestran un promedio que va del 80 al 100% de los casos de RBD que desarrollan eventualmente una enfermedad mental. Un dato importante es que el RBD es mucho más común dentro del sexo masculino.

Otro estudio de la Clínica Mayo indicó que el tiempo que pasa entre los episodios de sueños violentos y un padecimiento neurodegenerativo es, en promedio, de 25 años; aunque en el desarrollo de Parkinson, los pacientes tardaron cerca de 50 años. No se sabe a ciencia cierta cuál es el índice de personas que son afectadas por RBD, pero este nuevo descubrimiento puede ayudar a la medicina a detectar individuos propensos y desarrollar un plan para prevenir la demencia a largo plazo.

Vía: Wired

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.