Las operadoras que ofrecen conexiones de datos las ofrecen en su gran mayoría con tarifas planas, algo que puede empezar a cambiar de un tiempo ya que según un sondeo realizado por el bufete Freshfields Bruckhaus Deringer. Estos han consultado a un total de 391 ejecutivos internacionales de este sector de los cuales el 55% se ha mostrado a favor de poner fin a las tarifas planas de datos.

Gran parte de estos se han mostrado a favor de introducir planes de datos escalonados, es decir, el consumidor pagaría en función del consumo de datos que tenga. Esto es debido a que los actuales planes de datos son poco rentables para las operadoras y según Natasha Good, del bufete que ha realizado esta encuesta, la tarifa de datos en función del consumo realizado es una solución lógica.

Aliviaría los actuales problemas de capacidad al limitar la demanda, contener las exigencias de gasto de capital e incrementar potencialmente los ingresos.

Las operadoras lanzaron ofertas para enganchar a los usuarios a las tarifas de datos sobre las redes 3G, pero estas se han encontrado después con un problema debido a los smartphone, que con el aumento de su uso se han incrementado el tráfico de datos por las redes. Esto ha provocado que algunas infraestructura en determinados puntos se resientan y los consumidores se encuentren con problemas de cobertura. Ahora parece que las empresas de este sector no quieren mejorar las infraestructuras por ellas mismas y le quieren trasladar el coste de esto al consumidor.

No obstante, Natasha Good destaca que gran parte de los usuarios pondría problemas en la modificación de sus tarifas de datos, algo que es comprensible según de que tarifas estemos hablando. Ahora tenemos la tranquilidad de que sabemos lo que tenemos contratado y sabemos lo que pagaremos al final de mes. Si tenemos una tarifa de 20 euros por 500 MB al mes y nos pasamos de esa cantidad no hay preocupación de llevarnos un susto: sabremos que nos bajaran la velocidad sin cobrarnos más.

Con una tarifa de datos cuyo pago sea escalonado según sea nuestro consumo perderemos esa seguridad e implícitamente puede venir una subida de prcios. No parece que las intenciones de las operadoras cambien radicalmente y en poco tiempo nos obliguen a realizar este cambio, sobre todo teniendo en cuenta que el 78 por ciento de los encuestados creen que las tarifas planas son comercialmente más viables que las escalonadas en consumo. Yo como consumidor no veo correcta esta modificación, sobre todo si supone un aumento del gasto por nuestra parte. Muchas de las tarifas actuales no son baratas y si ya hablamos de roaming, el precio se dispara mucho más.

Imagen: BongoInc