Minority Report

Hace unas semanas Pepe les contaba sobre unos avisos en Tokio que detectan el sexo y la edad de las personas. Si eso les parecía sacado de Minority Report esperen a ver lo que están desarrollando investigadores de IBM en el Reino Unido.

Como por sexo y edad al parecer no es suficiente para personalizar la publicidad (y tienen razón, porque yo soy mujer y detesto todos los avisos apuntados a ese target de mercado) ellos trabajan en un sistema que detectaría los chips RFID que ya incorporan muchas tarjetas de crédito y teléfonos móviles. Al pasar frente a uno de estos avisos entonces, un sensor leerá el chip y sabrá nuestro nombre, edad, sexo, y claro, hábitos de compras y preferencias personales para mostrarnos publicidad según esos datos.

Entonces no está tan lejos el día en que los anuncios nos saluden por nuestro nombre como a Tom Cruise en la película. Aunque seguramente si esta tecnología prospera, no faltarán las protestas sobre la invasión a la privacidad que significa (yo voy a protestar seguramente). Si bien ya dije alguna vez que el tema de la publicidad personalizada en la web no me molesta tanto, porque ya que me van a vender algo, que sea algo que me interese, pero que un sensor recoja mis datos de mi bolsillo cuando ando por la calle, eso no me gusta nada de nada.

IBM dice que con esto quieren evitar bombardear a la gente con avisos, y en su lugar mostrarles sólo los que son relevantes según su "perfil", como parte de su programa Smarter Planet para simplificarle la vida a la gente. En el caso de los anuncios que se están probando en Tokio, se especificó que la información recolectada no sería guardada (y eso que ni siquiera detectan la identidad de quienes pasan frente a ellos). En este caso tendrán que idear algo similar que asegure que la información detectada no es recopilada, porque les va a ser muy difícil implementarlos en muchos países donde las libertades de la gente todavía importan.

Vía: PopSci