Parece que está de moda el cambio de CEO en las grandes compañías telefónicas. Primero estuvo **Nokia**, que cansado de no competir en el mercado de los *smartphones*, [consideró cargarse a **Olli-Pekka Kallasvuo**](http://alt1040.com/2010/07/nokia-en-busca-de-un-nuevo-ceo). Hace unos días fue **Mark Hurd**, el CEO de **Hewlett-Packard**, el que [tuvo que renunciar a su puesto](http://bitelia.com/2010/08/renuncia-el-ceo-de-hp-por-un-caso-de-acoso-sexual) por una investigación por acoso sexual. Parece que [la tormenta ahora se cierne sobre **Michael Dell**](http://www.dailytech.com/Leadership+of+Michael+Dell+Questioned+by+Many+Investors+/article19377.htm).

Dell está siendo cuestionado por una buena parte de los inversionistas, quienes no están contentos con el liderazgo de Michael. Las cifras indican que, de mil 500 millones de accionistas, **378 millones se oponen a la continuidad del actual CEO en la junta directiva.** Es decir, poco más de la cuarta parte de los inversionistas no están conformes con la manera en que se maneja la companía.

La votación se realizó después de que en julio **Dell** fuera sometida a investigación por un fraude contable con **Intel**. La **SEC** (*Securities and Exchange Commision*, por sus siglas en inglés) [sancionó a la empresa](http://www.cnnexpansion.com/negocios/2010/07/22/dell-multa-sec-eu-intel-cnnexpansion) a pagar una multa de **$100 millones de euros**, y **Michael Dell** tuvo que pagar personalmente otra de cuatro millones. Aunque al final **ni Intel ni Dell admitieron culpa alguna**, la imagen de la compañía sí quedó bastante manchada.

¿Se atreverán los inversionistas a sacar a **Michael Dell** de la empresa que él fundó? (digo, no sería la primera vez que pasa). **David Fink**, el vocero de **Dell**, indica que la junta de directores ha reafirmado su confianza en el liderazgo de Michael y la mayoría de accionistas estuvieron de acuerdo. Por su parte, Joseph A. Grundfest, profesor de leyes de **Stanford**, encuentra extraño que un porcentaje tan alto de inversionistas muestre tal inconformidad con «un ejecutivo que es tan central en el pasado, presente y futuro de la compañía». Yo no sé, pero por lo menos en ámbitos como el fútbol y la política, el espaldarazo casi siempre antecede a un cambio de aires.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.