Google, Verizon y las dos Internet

Hace algo menos de una semana New York Times soltaba una información que podía suponer un duro golpe para la neutralidad en la red y que tenía como protagonistas a Verizon y Google. Se comentaba que ambas empresas podría estar negociando un acuerdo por la cual algunos contenidos se podrían ofrecer a mayor velocidad a cambio del pago de una cantidad.

No es que la operadora pague a la empresa del buscador para que sus contenidos estén mejor posicionados es sus servicios, sino más bien el contrario, que las operadoras recibieran un pago para que los servicios de los de Mountain View -o de cualquiera dispuesto a pagar- tuvieran mejores condiciones de red para ser ofrecidos a una mayor velocidad.

Esto es algo que va en contra de la neutralidad en la red y desde Google no tardaron mucho en decir que lo publicado por New York Times era una información equivocada. Y unos días después, hace unas horas, hemos conocido que es lo que negociaban ambas empresas. Ambas publicaron ayer una propuesta por una Internet abierta, reafirmando su compromiso con la neutralidad en la red. La propuesta cuenta con varios puntos, los cuales vamos a analizar a continuación.

  • Protección al consumidor: Se quiere proteger al usuario de posibles acciones que los proveedores de acceso a Internet puedan realizar, tales como bloquear el tráfico o prioridad unos contenidos sobre otros. Se debe garantizar el libre acceso a cualquier contenido legal siempre que no dañen a la red o a otros usuarios.

  • Sin discriminación: Los proveedores tendrían prohibido completamente realizar una priorización del tráfico, aplicaciones o cualquier servicio para evitar que se cause un perjuicio a la libre competencia o a los usuarios. Cualquier tipo de priorización del tráfico violaría esta norma, pero los proveedores podrían negociar un número de excepciones.

  • Transparencia: Los operadores de servicio deben ser muy claros e indicar información relevante sobre el servicio junto al resto de características del producto que están vendiendo, informando al usuario de cómo controlan los planes. Si tu operador móvil no da posibilidad de realizar llamadas de VoIP por la red 3G, debería ir claramente indicado para que el usuario sepa lo que esta contratando.

  • Control de las redes: En línea similar al punto anterior, si una operadora se viera obligada por necesidades del servicio, a realizar cualquier tipo de modificación técnica en su red en momentos de congestión o por cualquier otro motivo, tales como la priorización del tráfico HTTP sobre el P2P, se deberá informar a los usuarios de que se ha realizado esta modificación. Cabe destacar que en este punto se hace hincapié que se tratan de modificaciones para mejorar el servicio.

  • Servicios adicionales: Uno de los puntos más polémicos es este. Las empresas que quieran crear contenidos especiales serían libres de hacerlo en una red distinta. Esto permitiría a las operadoras crear paquetes de contenidos siempre que sean bien diferenciados y totalmente independientes del acceso a Internet actual. Las autoridades vigilarían que no las operadoras no quieran evadir el acuerdo de neutralidad dando prioridad a otros servicios sobre la conexión a Internet. Por ejemplo, el servicio de televisión de Movistar (Imagenio) hace uso de una parte de la conexión a Internet, esta práctica podría entrar en conflicto con este punto.

  • Banda ancha inalámbrica: Los puntos anteriores no se aplican a las redes inalámbricas de las operadoras (no confundir con el acceso WiFi que nos pueda ofrecer nuestro router). Estas normas no serían aplicables a las redes de datos móviles por las características técnicas y operativas del servicio. En este caso si una operadora tienen necesidad de evitar el uso de redes P2P en sus conexiones 3G lo podría hacer sin problemas.

Hay otros tres puntos más en el documento, pero estos afectan más al modo en el que esta propuesta puede ser aplicada en Estados Unidos. En estos puntos se indica por ejemplo, si la FFC (Federal Communications Comissions) tuviera que imponer alguna sanción esta tendría que ser de dos millones de dólares, lo cual para estas empresas es calderilla.

Hasta ahora no había un marco regulatorio que pusiera ciertos límites en el modo que las operadoras pueden controlar sus redes y el servicio que ofrecen a los usuarios, por lo que quizá esta propuesta es buena por ese sentido. Pero tiene un punto muy peligroso para la neutralidad en la red que puede hacer que de entrar en vigor esta propuesta se terminen creando dos Internet. En el punto que habla de los servicios adicionales se da posibilidad a las operadoras de crear paquetes independientes de contenidos, bien diferenciados, pero que a larga pueden cambiar el panorama actual de Internet.

Este punto ha provocado un comunicado en defensa de la neutralidad en la red de grupos como Credo Action, MoveOn.org o Free Press entre otros. En este se insta a que esta propuesta sea rechazada ya que defiende la neutralidad en la red sólo en parte y da más poder a las grandes empresas sobre los usuarios. Destacan además que esto no es una neutralidad completa, algo en lo que estoy completamente de acuerdo.

Google ha cedido ante las operadoras y ha entrado en este juego que está muy lejos de la neutralidad desde la que muchas empresas han podido crearse y crecer hasta lo que son hoy, ellos están incluidos en esa lista. El marco que se puede plantear con esta propuesta puede terminar haciendo que haya dos Internet, una que sea muy rentable para las empresas y donde estén los contenidos y una libre, que habría pedido mucho por la llegada de esta normativa. Y creo que la llegada de una segunda Internet no es necesaria, si las empresas quieren ofrecer contenidos adicionales lo pueden hacer en la actual red -algunas lo hacen- y otra red diferenciada sólo daría más poder a las grandes empresas.

Insisto, hay puntos en los que esta propuesta es realmente buena, ya que pone unos límites que son necesarios para defender los intereses de los usuarios, sin embargo, el punto de los servicios adicionales como ya he comentado, puede tener muchas implicaciones ocultas que cambien completamente el sentido de la actual Internet que todos conocemos. Nos gustaría saber vuestras opiniones, ¿pensáis que esta propuesta es buena para la neutralidad en la red? ¿estás a favor de ella o por el contrario crees que podría dividir Internet?

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies