Globo y Satélite

Días atrás les contábamos cómo el tema de la basura espacial se está convirtiendo en un severo y grave problema causado por la cantidad de material dejado en órbita de misiones espaciales, satélites, partes de cohetes y colisiones (intencionales y no intencionales).

Buscando soluciones, la Corporación Global Aeroespacial en Altadena, California (Estados Unidos) ha presentado un proyecto para intentar limpiar la basura espacial usando globos de helio, pero no de la manera que esperamos o imaginamos.

Normalmente, para desacelerar la órbita de un satélite y causar que disminuya de altura para que se desintegre al re-ingresar a la atmósfera, se necesita combustible extra que solo es usado al final de la misión, aunque muchos no lo incluyen para abaratar costos (menos peso a la hora del lanzamiento).

Pero esto se puede lograr también si en vez de incluir combustible se acopla un globo desinflado. Al terminar la vida útil del satélite, se llena dicho globo con helio o algún otro gas para aumentar la fuerza de arrastre considerablemente y disminuir la altura hasta que choque con la atmósfera y se desintegre.

Según Kristin Gates, representante de la Corporación Global Aeroespacial, un globo de 37 metros de diámetro bajaría un satélite a altitud de desintegración en menos de un año, mientras que sin el globo tardaría décadas.

La propuesta sólo funcionaría en órbitas por debajo de los 1.500 kilómetros, pero aun así, ayudaría a limpiar el área entre los 800 y 1.500 km, que es una de las más congestionadas.