Para nadie es un secreto la delicada (y a menudo, espeluznante) situación de seguridad que se vive en el norte de México. Los secuestros y las ejecuciones vinculadas con el narcotráfico y el crimen organizado están a la orden del día, y ni alcaldes ni gobernadores ni legisladores se salvan.Una de las técnicas más empleadas por la delicuencia organizada es el uso de policías para mantener vigiladas a sus futuras víctimas. Esta práctica, conocida coloquialmente como «halconeo», es bastante común dentro de los cuerpos policiacos, dada la alta corrupción que existe al interior de estas dependencias.

A propósito, el diario El Norte (contenido de paga) destaca el siguiente video, a través del cual se encuentra mediante Google Street View a una patrulla «halcón» en el municipio de San Pedro Garza García, parte del área metropolitana de Monterrey, una de las ciudades más importantes del país:

Como podemos ver en el reportaje, las cámaras de Google Street View revelaron la presencia de una patrulla sospechosa en la zona donde se realizó el secuestro de seis personas. Sin querer, las imágenes captaron a los «halcones»; al percatarse de la grabación, los polícias comenzaron a seguir al automóvil de Google a la distancia, hasta detenerse afuera de la casa que mantenían vigilada.

A veces nos reímos con algunas imágenes que capta el servicio, sin saber qué otras situaciones (algunas, muy siniestras) podrían estar grabadas en las calles. Esperemos que esta vez Google Street View ayude en las investigaciones judiciales para capturar a los responsables. Mientras países como España, Alemania o Portugal buscar regular esta herramienta, en México (por lo menos hoy) estamos agradecidos con esta invasión a la privacidad.