Después de muchos años usando Firefox con devoción, cuando Google presentó Chrome recuerdo que miré con desdén a aquel recién llegado convencido de que todavía le faltaba mucho para competir seriamente contra el zorro de fuego, sus extensiones, su versatilidad y las ventajas que ofrecía. Pero casi dos años más tarde aquí me encuentro escribiendo esto desde Google Chrome y si tengo que repasar y buscar el único y verdadero motivo por el que hice el cambio tengo que reconocer que fue la velocidad, echo en falta algunas extensiones, pero en general el funcionamiento es excelente, es rápido, es ágil y me proporciona el 99% de las funciones que le pido a un navegador (el otro 1% me lo tiene Firefox pero qué remedio)

Si precisamente para mí el punto fuerte de Chrome es la velocidad, ya estaban tardando los de Mountain View en implementar la aceleración por GPU, sobre todo porque de Firefox 4 e Internet Explorer 9 ya se sabía que incorporían esta característica. La aceleración por GPU permitirá renderizar las páginas a mayor velocidad, sobre todo con los vídeos y las imágenes, quitándole carga a la CPU para trasladarlo a la tarjeta gráfica. La última versión liberada de Chromium ya permite activar esta nueva característica y las primeras impresiones parece que son relativamente buenas, aunque hay que para comparar de manera definitiva supongo que lo mejor será esperar a que estén sobre la mesa las versiones definitivas de los tres navegadores y comparar apropiadamente.

Via: The Chromium Blog

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.