Algo que sin ninguna duda, según yo y otros muchos, ha hecho muy bien el hoy popular servicio Twitter es ir evolucionando para adaptarse a los nuevos usos - y tiempos que corren - que los usuarios le han ido dando a la herramienta desde que fuera lanzada allá por el año 2006. El mejor ejemplo de esto es que Twitter empezó siendo el lugar donde compartías lo que estabas haciendo para pasar a ser el lugar al que acudir en busca de lo que está pasando, lo que se consiguió a base de añadir nuevas características específicas que potencian lo último. Pues bien, en las últimas horas Twitter ha seguido con esta tónica de evolucionar mediante nuevas características y en esta ocasión el turno le ha llegado a algo muy importante en la Internet de hoy: lo multimedia.

Concretamente la gente de Twitter ha estado activando y desactivando en las últimas horas como decía arriba -solamente para algunos usuarios- una nueva funcionalidad que de manera resumida permite (según la descripción de la misma ya que en funcionamiento no lo ha visto nadie) visualizar las imágenes y vídeos publicados por las personas a las que se siguen directamente en la interfaz web del servicio. Es decir, que si la característica ya estuviera funcionando, una vez activada por X usuario este empezaría a ver en su timeline de forma directa los vídeos y las imágenes publicadas por la gente que sigue sin necesidad de salir de Twitter en ningún momento.

Y ahora las valoraciones. Personalmente creo que está claro que la nueva funcionalidad sería bien acogida por todos esos usuarios que utilizan Twitter vía web ya que se les quita “trabajo” (cero clics para ver los contenidos multimedia publicados por la gente a la que se sigue) y también sería buena para esos muchísimos usuarios de Twitter que no saben muy bien qué es eso de un enlace a Twitpic o similares debido a que mejoraría su experiencia de usuario respecto al consumo de contenidos multimedia. Ahora bien, también veo problemas.

Por un lado tenemos que si el movimiento se hiciera realidad de manera generalizada la relación entre Twitter y los desarrolladores de aplicaciones para el servicio se encrudecería aún más debido a que diversas apps ya permiten justamente lo que parece ahora quiere implementar de manera nativa Twitter, y esto no es bueno se mire por donde se mire (entre los desarrolladores de apps para Twitter y estos últimos hay una relación simbiótica en la que ambas partes ganan gracias a la otra). Por el otro -y esto es lo más peligroso- la nueva funcionalidad supondría muy probablemente carga extra para los servidores de Twitter la cual si no consiguieran gestionar bien daría como resultado subida en el número de caídas del sitio, acrecentando aún más la mala fama que ya tienen por los cortes que sufren todavía hoy en día de vez en cuando y obviamente si esto pasa la experiencia de los usuarios en términos generales también desciende.

¿Conclusión? Pues el que escribe la tiene clara desde hace mucho tiempo: Twitter no debería implementar nuevas funciones, menos si son tan exigentes en recursos como esta, hasta que no consiga bajar su número de caídas (en lo que han mejorado muchísimo, pero todavía les falta). Está genial proporcionar nuevas características, pero si lo básico te falla - el poder acceder al servicio para utilizarlas - , apaga y vámonos.

Vía: Uberbin.net | Imagen: TechCrunch